"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

jueves, 30 de diciembre de 2010

ATAQUE AL CALENDARIO MAYA Y DEFENSA DE GUILLERMO HERNANDEZ BARBOSA

Queridos amigos a continuación os copio y pego la respuesta de Guillermo Hdez. Barbosa, al ataque al Calendario Maya y a José Arguelles.
(Los subrrallados en amarillo son mios)
Entrevistado en Radio Tierra Viva en varias ocasiones, su web:
http://www.retornomaya.com/



 Una respuesta necesaria a un ataque infundado sobre calendario Maya

Por Guillermo Hernandez Barbosa
Noche Galáctica Azul.
Conferencista sobre El Legado Maya y temas conexos.

Libros publicados: "La Senda Maya" y "Retorno A-Malla".

Elaboración de la Carta Natal Maya por internet.
 Kin203ghb@yahoo.com
Copyright © 2010 Retorno Maya - Guillermo Hernández B.
All Rights Reserved.

Jueves 30 de Diciembre de 2010 12:02
Mis amigos por el mundo me mantienen al tanto de lo que va sucediendo en una u otra parte, con uno u otro tema, es una maravilla esto de Internet.
 Pero así como llegan noticias fabulosas también aparecen las nefastas y las que se escudan en la espiritualidad para defender fortines, nacionalismos y hasta patentes de propiedad sobre auténticos legados para la Humanidad; es el caso específico de la innecesaria confrontación sobre la propiedad en exclusiva del calendario maya, un código devenido de las hermandades estelares, con la precisión matemática y la exquisita coherencia de la cual tanto adolecemos los humanos, al menos hasta esta instancia de la evolución planetaria.
He podido comprender que la espiritualidad no establece tenderetes ni territorios privilegiados; que la espiritualidad Es, en tanto sostiene la vanguardia en el aquí y el ahora en los asuntos de la evolución-aprendizaje; que nadie es sabio de cuna ni nace aprendido; que la herencia divina que recibimos llega para todos y anida en lo más profundo del Alma de cada quien y no sólo es propiedad de quienes de tiempo atrás lo saben, lo cual les reporta la posibilidad de buscar en la fuente, pero no por ello les hace propietarios de la alberca, de las memorias de todos.

Todo aquel que  nazca con 20 dedos, con 13 articulaciones mayores en su cuerpo y 28 menores en sus manos, que su código de vida reproduzca los 20 aminoácidos esenciales y que su cuerpo sea irradiado desde el SobreSer Galáctico y Universal a través de 20 redes de energía (12 meridianos y 8 vasos maravillosos) y que al menos reciba los rayos del tzol de vez en cuando, tiene el Tzolkin Maya y todos los demás calendarios y códigos dentro de su Ser; para que nos vengan a decir ahora que es propiedad privada de algunos, pues no; de la misma manera que damos la pelea por la no exclusividad de la propiedad de las semillas trasgénicas así sean modificadas en laboratorio, es comprensible llegado este momento no dejar que se cierren fronteras de separatividad por presunta propiedad privada del Código Universal de Vida, pues el Tzolkin Maya, más que un calendario es un codificador de frecuencias en todas las dimensiones, al menos en las nueve inferiores en las que estamos definidos como entidades del Tiempo; ya como entidades espirituales del no-Tiempo, tendremos el tiempo suficiente y necesario para comprenderlo en las siguientes jornadas evolutivas. Si queréis, ver primero las graves acusaciones en el video de YouTube y luego leed lo que sobre ello refuto a continuación.
Primer video

Segundo video


Este "entripao" lo estoy reprimiendo desde 1.995, con el propósito de no hacer barullo de una incoherencia intestina entre lo que se dicen y lo que hacen por parte de quienes se creen los poseedores de la verdad, pero como quieren hacerlo público y además sin fundamentos más allá del ego que se apropia de un valor común, entonces públicas serán las réplicas, pero...

con argumentos del por qué es válida una propuesta como la de Argüelles, sin entrar a discutir cuál de las cuentas será la verdadera, simplemente porque nadie tiene cómo demostrarlo y porque el Tzolkin maya es mucho más que un mecanismo para llevar cuentas del día a día, que en suma es lo que se ha venido despreciando: un buen alimento es benéfico sin importar si lo comes, con la izquierda o la derecha, con utencilios o sin ellos, su valor es intrínseco.

EL Tzolkin es el código-alimento multidimensional y su operatividad no depende del variado uso que de él hagan los humanos. Finalmente, si la Hermandad Blanca entregó en 1.990 esta versión de las cuentas maya a través de José y Lloydine Argüelles sus razones de peso habrá tenido; se nos dijo en su momento, en 1.992 que obedecía a la necesidad del aprestamiento final de la Humanidad en la recepción del software solar-galáctico necesario para la siguiente Fase de Evolución planetaria a dar inicio inmediatamente después del final de la cuenta de los 260 katunes (13 baktunes).
Una respuesta con vehemencia sobre lo maya


A propósito de un par de video-clips publicados en YouTube por Roberto Benítez y a cargo de un señor Calleman que dice ser un experto en lo maya, pero a la vez, desconocedor de otras muchas cosas, con lo cual lo que logra es establecer una crítica destructiva en nombre de la espiritualidad.


Yo me sigo preguntando: ¿Y cuál será el verdadero calendario sagrado maya? Porque si como lo afirma Calleman es el de las tribus, entonces debería abordar el espinoso tema de cuales son las tribus verdaderamente mayas y cuales no, a ver si tiene la claridad para demostrarlo, pero tendrá que lidiar con el resto, es decir, a los que desherede, que siempre serán la mayoría.


Desde 1.995 ya me vi confrontado en la misma Guatemala sobre este tema, pues los defensores de la tradición por supuesto -lo cual es entendible- no pueden aceptar que una actualización calendárica se le concediera a un no quiché y ni siquiera a un no-indígena, que si así hubiera sido, tampoco lo habrían aceptado dada la pugna de egos entre las tribus, pues todas en esa región afirman tener memorias maya.


Intenté en ese entonces discernir de entre sus argumentos, qué valor demostrativo podían aportar para sostener primero el ser los verdaderos herederos del linaje maya y segundo, si sus cuentas, tan diferentes al de otras tribus de la región (cada una por su lado diferente a otra, al menos: la quiché, la cakchiquel, la it'zá, la de palenque, la wichol y la azteca-meshica y con seguridad hay otras no tenidas en cuenta como la chorti).


¿Quién es quien para desautorizar a unas y no a otra?, todo depende del punto de vista que se defienda.


Decir que la cuenta del calendario sagrado de 260 días se lleva coherentemente sin interrupción desde hace 2.500 años, pero a la vez que fue inventado por los shamanes maya en la época de Jesús (500 años no es poca cosa) y que además cuenta la evolución del cosmos desde su creación en el big-bang (por favor señor Calleman, ¿Usted todavía sostiene lo que los mismos científicos ya están abandonando?), es una mezcolanza tan absurda, que no explica nada por sí misma, son sólo afirmaciones gratuitas, es intentar explicar la existencia de los universos a partir de un fenómeno local en la tierra y el entorno quizá galáctico, pero que nada nos asegura que sea válido para otras entidades como los universos; si no sabemos ni dónde estamos parados, cómo vamos a pretender que una cuenta o un código por interesante que sea es el patrón de toda la Creación, eso lo tendremos que aprender en el decurso de la evolución y no irlo afirmando tan gratuitamente.
El mismo hecho de que la cuenta de 13 baktunes -que es una de las menores cuentas- contenga 5.125,36 años ya supera las fechas que él mismo coloca para la invención del calendario, pues si -como todos coinciden en aceptar que dicha cuenta termina el 21 de Dic./2.012- ha de terminar en el 2.012 es porque tuvo su inicio por allá en el 3.113 o 3.114 A.C. y eso no es ni en época de Jesús ni hace 2.500 años y ¿cómo presumir, que una cuenta se origine en una época para la cual no se tenía conciencia de ello?.

Roma inicia su cuenta a partir de su fundación, vaticano imprime su cuenta a partir del supuesto año natalicio de Jesús; lo que Usted afirma simplemente desconoce que existieron otras civilizaciones previas a las actuales y sus antecesoras.
En mi opinión, los indígenas cuentan historias que heredaron, sus antepasados custodiaron sitios y documentos, pero tampoco fueron los inventores de los calendarios, pues no se les hubiera olvidado la matemática en ellos implícita.
Al señor Calleman le conozco una interpretación sobre las cuentas maya; me extraña que salga a atacar la cuenta que propone Argüelles cuando él mismo se inventó su propia interpretación, según la cual, la cuenta termina en Octubre de 2.011 y no en Dic./12, en cuyo caso también contradice las cuentas quiché que resulta defendiendo como la verdadera y de paso nos dice, una falsedad, que todas las tribus llevan la misma cuenta porque desde hace milenios los shamanes se pusieron de acuerdo.

Esto supone que se tendrán que volver a poner de acuerdo, porque la gresca que vi entre algunos "sacerdotes" quiché contra un estudioso shamán y anciano it'zá durante la Primera Re-unión de Ancianos y Sacerdotes de América en 1.995, fue algo patético, nunca me lo hubiera imaginado, pues era de la opinión que entre los indígenas las cosas iban muy bien y se relacionaban civilizadamente, pues no, lo que allí había era un ataque furibundo contra alguien no quiché que sabía de cuentas, de geometría y de pirámides y de ceremonias relacionadas con ellas, más de lo que los quiché sabían o aplicaban, pero su ego no podía permitirles que Hunbatz Men, yucateco, oficiara como organizador de las ceremonias en los sitios de pirámides de Guatemala, pero cuando los quiché dirigían era un despelote de ceremonia y Hunbatz como guardián de la tradición no dejó prosperar esa indisciplina que para él significaba una afrenta a sus divinidades, máxime en el marco de una asamblea tan importante, además porque él también era del Consejo de Ancianos de América.

Allí comencé a ver que no necesariamente por ser indígenas, defendían causas justas y entonces también ello podría llevarse al terreno de los conceptos, además Calleman tampoco es ninguna autoridad al respecto.

Acepto que en su celo, los indígenas de una u otra parte no acepten la propuesta de Argüelles, de la misma manera como los físicos espaciales jamás aceptarán que un no físico haga afirmaciones que se salgan de la ortodoxia; las tribus que se autodenominan mayas son en este caso la ortodoxia maya, los manda callar que poseen la verdad, la misma que se guardaron hasta el final, sin llegarla a explicarla más que en sus aspectos más pueriles.

Recuerdo que se nos decía que los sacerdotes shamanes siempre les dieron a los no indígenas, ideas equivocadas sobre conceptos y calendarios, para resguardar su verdad, para que no fuera tocada; pues aún ahora siguen guardándose su verdad y cuando se dan cuenta, otro ha explicado con lujo de detalles el funcionamiento del calendario, puesto que era un código arquetipal dirigido a la Humanidad y no la exclusiva para unas culturas, que por razones conocidas dejaron de ser los guías que la sociedad pos-indígena atendiera y siguiera, de lo cual se deduce que tendrían que haber asumido otra actitud diferente en esta época, que es muy diferente a la época de la conquista y la colonia.

Si ellos sabían de la proximidad del final del ciclo, tendrían que haberse abierto a divulgar su código a más tardar en 1.952 con la apertura de la tumba de Palenque, pero no lo hicieron y lo digo, porque en 1.995 los quiché, que se ufanan de ser los verdaderos y únicos descendientes mayas, seguían defendiendo que solamente los sacerdotes avezados con los calendarios pueden usarlos, levantarle los esquemas a las gentes sobre su pasado, presente y futuro, es decir, una especie de lectura "astrológica", pero en este caso, con la ayuda de 365 frijoles rojos, así como el I Ching usa monedas y palillos, todo lo cual involucra el azar.

En cuanto a las cuentas, me llamó la atención que tenían que llevarlas tras seguir una guía de efemérides de los últimos 100 años confeccionada por ordenador y tomando el 22 de Dic./2.012 como referencia (4 Ahpu, 8 Kumku en quiché).

Otra cosa de muy mal gusto, será recurrir a la calumnia y resultar afirmando que Argüelles creó la cuenta para que la fecha de su esposa de entonces (Lloydine, una dama en todo el sentido de la palabra) coincidiera con el arquetipo 9 IK (# 22, Viento solar Blanco, o Bolón Ik, la Serpiente de Luz), el umbral # 22 entre los 260, así como que el suyo propio coincidiera en el # 11 (11 Mono) por ser ambos números elevadamente ponderados dentro de la interpretación maya, cosa de la cual me entero ahora que Calleman lo dice.

A mi modo de razonar, si digo ser el mensajero de Pakal, y tengo la oportunidad de impostar la cuenta a mi amaño, pues me coloco la misma firma de Pakal, que es 8 Sol, lo cual si es reconocido en todo el mundillo de lo maya, el kin # 60 y estudien en la obra de Hugh Harleston lo que este número significa en Teotihuacan para los asuntos de la tierra y de la Humanidad.

Conozco muy bien sobre estos asuntos, porque fui un estudioso a profundidad de su propuesta –la de Argüelles- durante 7 años, hasta 1.999, a partir de entonces tomé distancia no de lo maya sino de su particular forma organizativa de 13 Lunas, por razones que no vienen al caso ventilar ahora; pero es una infamia de parte de Calleman y de quienes esto afirman que ese haya sido el motivo por el cual estableció la cuenta actualizada como dispensa especial.


Pero el hecho de que ahora no comparta los diferentes códigos posteriores que Argüelles ha creado, no me puede llevar ni a ingeniarme argumentos falsos en su contra, ni a dejar que simplemente se señale algo falso para justificar la defensa de otra postura que tampoco se explica por sí misma, pues no hay manera de poner de acuerdo a las diferentes interpretaciones y usos calendario de las tribus que ahora las llevan.

Un dato: hace varios años, Lloydine no es más la esposa de Argüelles, -cosa que no nos incumbe-, pero sucede que a la actual esposa, él le llama La Reina Roja, evidentemente en referencia a una señora que en Palenque fue muy nombrada y respetada; pues sucede que la fecha de nacimiento de la esposa actual, resulta con la misma firma calendárica de la Reina Roja de Palenque, escrita en la tumba del señor Pakal y no por ello, José se inventó otra cuenta para atender su nueva necesidad emocional. Además que se sepa, no cambió las fechas de nacimiento de nadie para que coincidieran con los códigos arquetipales que supuestamente quería acoplar.

Otro de los errores garrafales de la crítica es confundir el Tzolkin con el calendario de Trece Lunas, pues son dos códigos diferentes, el primero es de 260 arquetipos aplicables a diferentes ciclos de cuentas, días, cargadores de giros terrenales, katunes, mientras que el segundo es de 364 días + 1 y necesariamente solo de días porque da cuenta de la orbita de la tierra para ser adosada al funcionamiento del Tzolkin, en ciclos de rondas que coinciden cada 18.980 días (52 años de 365 y 73 tzolkines de 260, es decir, cada 10 orbitales de Maldek, el quinto planeta extinto pero que conserva su órbita y su momento de inercia como Cinturón de Asteroides).

Para criticar, se afirma que el Tzolkin no es posible llevarlo sobre una dependencia solar de 365 días (El Haab) y argumenta que eso es lo que hace la propuesta de Argüelles, lo cual es falso, porque hay diferencia real entre los dos códigos como lo explica magistralmente en su libro El Factor Maya; mientras que el Tzolkin cuenta trecenas de la serie de sellos solares, el calendario de trece lunas cuenta trece sub-ciclos de 28 días que es un código solar-lunar que estos señores ahora están desconociendo.

Existen vestigios en China, India y la Mesopotamia antigua de cuentas de 13 veces 28 o de 28 veces 13. En contraste, afirman que los mayas llevaban era el ciclo de las lunaciones (lunas llenas) de 29,5 días en promedio como coincidente con el ciclo femenino, lo cual es falso, pues el ciclo ovulatorio promedio femenino es de 28 días, pues está relacionado con el promedio de los cuatro giros que la luna da a la tierra (sinódico, tropical, draconiano y polar) y no por el modo como refleja la luz solar en las llamadas fases lunares.

Afirma que 28 no corresponde a ningún ciclo natural, entonces desconoce que la luna hace 4 giros de traslación que en promedio son de 28,0 días y no de 29,5. Tendrá que explicar entonces por qué la sabiduría tántrica enseñada en India por los nagamayas, divide el ciclo de la Luna Interna de la mujer en 11 sub-ciclos de 2,545454 días cada uno (justo la cifra en centímetros de la pulgada inglesa), acoplado a la traslación de la luna y no las lunaciones porque es esta la que por magnetismo influencia la producción hormonal femenina y no tanto las lunaciones que afectan más la parte psíquica.

Los instructores maya usaron ambos periodos para diferentes propósitos, ¿o será pura casualidad que según la medicina tradicional china, el Vaso maravilloso TM (Tou Mae: Vaso Gobernador) tenga 28 puntos? ¿y será casualidad que en las manos tengamos 28 articulaciones menores? ¿No tendrá que ver el 28 con el 7, las Siete Leyes de Creación y con el 4, la Justa Medida que nos llega desde el Corazón del Cielo: Hunab Ku? ¿No tendrá que ver que los 364 días de las 13 lunas de 28 días sea una manera de afinarnos al Fa# del chacra Timo, según la escala pitagórica enseñada en las altas escuelas de sabiduría y conocimiento antiguo procedentes de Atlántida?.

Llega Calleman incluso a afirmar un absurdo al final del primer video: que el calendario maya no depende del ciclo solar ni de los ciclos astronómicos, cuando el Tzolkin maya es un reflejo directo del flujo de los campos magnéticos del sol, que es lo que acabo de demostrar con la decodificación del folio 37 del Códice Dresden, uno de los únicos códices maya sobrevivientes; pero todo este enredo solo para dejar la idea fija de que el calendario de trece lunas (que dice jamás llevaron los mayas) es de dependencia solar, mientras que el Tzolkin nada tiene que ver con el ciclo solar, por favor, ¿qué estupidez dices señor Calleman? O será que la siguiente sincronía es meramente casual:

5 x 584 = 8 x 365 = 2,920 días: estableciendo proporción áurea entre las órbitas de Venus y la Tierra, y para que vean que no es aislado relacionar el ciclo lunar con una medida de longitud, observen que de la relación 584/365 = 1,60 que en kilómetros es la equivalencia de la milla inglesa con el sistema lineal francés; pero lo interesante es cómo se enlaza esta proporción con el Tzolkin:

2.920 x 13 = 37.960 = 65 x 584 = 104 x 365 = 146 x 260

Siendo esta simple sincronía la base estructural de la ciclicidad maya que relaciona la cuenta de los baktunes nada menos que con la dinámica de manchas solares; pero resulta que como el número clave para la Humanidad es el 144 y la cuarta parte de 144 es 36 (así como la cuarta parte de 260 es 65) entonces resulta que 37.960 x 36 = 1'366.560 el número clave de Pakal Votán escrito varias veces en los códices maya y reconocido por todas las autoridades sobre lo maya; pero que 1'366.560 / 20 = 68.328, el Ciclo Teórico de Manchas Solares usado por los maya y corroborado por observaciones con telescopios durante siglos, estudio realizado por Maurice Cotterell para su libro "La Profecía Maya", siendo el ciclo promedio real de 68.302 días, 26 días menos que el teórico, es decir, un giro del ecuador solar barriendo 360º, de donde 10 vueltas del ecuador solar o campo magnético ecuatorial tarda 260 días de la tierra en efectuarse.

No diga tonterías señor Calleman, que no todos los que ven sus videos son legos en el tema.

Estas cifras las explica Argüelles en su libro "El factor Maya" escrito en 1.986, cuando aún era incipiente que hablara de una cuenta actualizada para efectos de lo que le fue entregado en 1.990 y que derivó en el llamado Encantamiento del Sueño.

Jamás habíamos comprendido la profundidad del legado maya pues al igual que otras cosmovisiones, entre tanta parafernalia propia de las culturas y tradiciones, la esencia se escurría sin ser vista; lo que hace Argüelles es desnudar esa esencia y exponerla para que sea comprendida y seguida; será importante para cada tribu y etnia sostener su cosmovisión, sus leyendas, sus relatos épicos, pero ello será importante para ellos, para su cohesión como comunidad cultural definida, no necesariamente importante para otros que también tendrán la suya.

Por ejemplo: en Colombia conocemos al menos diez cosmovisiones tribales diferentes, que explican la creación del mundo, los episodios de tal creación o creaciones de manera diferente unas de otras, pero nadie se atreve a intentar siquiera un argumento en su contra, porque simplemente no procede, es su visión y su base existencial y eso no tiene discusión; lo mismo ocurre con las diferentes vertientes cosmogónicas en el resto de culturas en todo el planeta y cada uno creerá según su tradición, pero nadie podrá imponerle a otros su visión como la única.

Lo maya es un legado para toda la Humanidad y como tal debe estar al margen de cualquier separación cultural; no es posible que todos tengamos que aceptar que los creadores han sido por ejemplo los gemelos del Popol Vuh y sus correlativos dioses, sería como pretender que otros aceptaran que los creadores fueron Bachué y Bochica de la tradición chibcha en Colombia o Zerancua y Zerurue de la tradición en alguna de las tribus de la Sierra Nevada de Santa Marta y así, tendremos por ejemplo en Colombia, 84 mitos y relatos diferentes y si vas a cualquier parte del mundo será similar.

Si lo maya es universal, no podrá en esencia estar representado en exclusiva por ninguna tradición que se discrimine de las otras, sencillamente porque pierde su universalidad.

Esa fue precisamente la razón que le expuse al anciano Cirilo cuando me ofreció el sacerdocio maya quiché en Guatemala en 1.995, gesto que agradecí de corazón y que él supo comprender porque entendió que yo no podía comprometerme con una sola visión, entonces me respondió: “hijo, entonces tu ya tienes un sacerdocio, y es con la visión Universal”.

En la propuesta de Argüelles no se habla en términos de ninguna tradición porque sería el equivalente de desconocer a todas las demás que son miles en el planeta, pues adicionalmente lo maya no se restringe al área de México-Guatemala, ni siquiera sólo al continente americano, sino a todos los continentes, incluyendo a continentes desaparecidos en lo inmediatamente anterior como Atlántida, Lemuria, Kumari Camdam, Mu y con seguridad otros; los instructores maya no vinieron a esta tierra a establecer linajes, porque sencillamente su linaje es la Humanidad misma, lo mismo que con el Cristo Universal-Padre que es en resumen para el proyecto mayor para el cual lo maya como instrucción Galáctica-Madre se proyecta a nosotros, para que desde el seno de la madre reconozcamos al padre y cual halcón dirijamos nuestro vuelo hacia ese Logos.

Por esto mismo a Argüelles siempre se le criticó su falta de ceremonial en su propuesta, es decir, la ausencia de ritualidad, pues claro que no la puede haber y eso no significa –como lo criticaron otros- que era una propuesta sin corazón, lo que quiere decir, es que cada uno le pone el ritual y la ceremonia que comparta, como parte del respeto a la diversidad que somos.

No pudieron encajar las tradiciones que para la fase final del sub-ciclo de los trece baktunes, la actualización propicia se delegara en un no indígena (aunque de padre mexicano), de la misma manera como no encajaron los quiché en su momento, que fuera a los meshicas a quienes se les instruyera sobre el cambio de cargadores de año por allá al final del siglo X de la cuenta románica, 1.040 tun antes del 2.012 y luego tampoco encajaron que faltando 520 tun, la actualización se le diera a los aztecas en tiempos de Moctezuma, pues eran los más organizados como estado, así fueran guerreros.

No pueden comprender que no se trata de las cuentas en sí mismas, sino en la conservación y asimilación del Código, en el reconocimiento de sus herramientas que básicamente son dos: Los Trece numerales que representan los Trece Principios de La Creación y por ende las Siete Leyes binarias y los 20 sellos o glifos solares, cual software de inteligencia solar a ser asimilado por los seres humanos de cara a su siguiente fase de evolución planetaria a partir del final de la cuenta de los baktunes.

La instrucción maya ha tenido un propósito especial: hacer entrega del Software solar-galáctico y universal a los seres humanos que elijan el camino de la ascensión en vibración; sin dicho software no tenemos nada que hacer en esa otra fase, porque sencillamente son los arquetipos de anidan en el Alma como las Trece Memorias RAM (El fruto de la Vida) y los 20 meta-lenguajes que nos entrega la comunidad Arcangélica Solar a través del electromagnetismo del tzol (el icosaedro que rodea al Alma como capa protectora del Super-ego según la Teosofía tibetana entregada a través de Alice Bailey) y que conforma nada menos que el paquete informático al cual en la Kabbalah (otro código maya) se le denomina “Ain Soft” (el software de los mundos del Tiempo) es decir, para realizar el segundo estadio evolutivo después del de “Aín” y antes del de “Aín Soft Aum”.

Por estas razones y no por otras, la entrega maya habría de ser desembarazada de la parafernalia tribal, ya sea china, hindú, druida, mesopotámica, amerindia, atlante, lemuriana o de donde sea que haya posado para ser asumida, pues siempre el riesgo con los humanos, es que le ponen su sello a los hallazgos y paso seguido se adueñan de los instructivos y así debe ser para que sean conservados, pero llega el tiempo en el cual se descubre que esa impronta tenía otro propósito y que aquel pueblo que la custodió, no la inventó y por tanto, la entrega ha de seguir su propósito; digamos que las comunidades son finitas y ancladas a lugares, el instructivo siendo también finito, desborda a las comunidades circunstanciales de las cuales se pudo haber servido, pues es una impronta que viene desde la inteligencia solar-galáctica en el caso de lo maya y se dirige hacia la promoción del humano hacia la Consciencia solar y luego hacia la Consciencia Crística o Universal y esto no se logra con egos nacionalistas ni con apegos a propiedades, con todo el respeto que nos merezcan los ancianos tribales, eso no está en cuestión.

Freud no pudo acomodar que uno de sus discípulos lo superase; tampoco el ego tradicional puede aceptar que las cuentas devenidas de ese orden superior tengan a otros contadores que para cada momento, interpreten lo que ese orden superior desea.

Las tradiciones, hicieron su labor y garantizaron que los códigos llegaran hasta el presente, pero eso no quiere decir ni que son los inventores ni las autoridades en su conocimiento, pues hay conceptos en ellos que desbordan los modos de pensamiento indígena e incluso de la mayoría de los humanos actuales, con una matemática excelsa, perfecta que implica aún ahora un gran esfuerzo para encajar sus precisiones.

Así que no nos vengan con la idea, de que estos códigos fueron inventados hace 2.000 años por indígenas que vivían en un periodo neolítico primario, pero que ya manejaban a la perfección las matemáticas, lo cual bien podríamos aceptar si los sacerdotes indígenas de ahora manejaran medianamente las complejidades numéricas, fractales incluidos, relatividad incluida, pero me temo que no es así.

Así que comprended la defensa que aquí hago de la entrega que en su momento Argüelles y Lloydine hicieron a la Humanidad, fue una entrega impecable de lo maya; otra cosa es qué haya hecho de su organización en el futuro, pues como a cualquier otro le asiste el derecho a su propia producción y hay que admitirlo, es un tipo bastante creativo, mucho más que cualquiera de nosotros; no estoy de acuerdo con la deriva de su organización de Trece Lunas como propuesta política a ser decretada por las instituciones del orden oscuro, que es lo que ha pretendido infructuosamente y con lo cual ha desgastado a su propio movimiento; pero lo que hizo con la entrega del Encantamiento del sueño, no tiene precio en el sentido cultural.

Argüelles logró en años lo que durante siglos de hibridación genética no pudieron las tribus: planetarizar el uso y el conocimiento de la esencia del Tzolkin maya.
Atención a este punto que quiero repetir: No son las cuentas como tal las importantes, pues las verdaderas cuentas las lleva el tzol Kinich Ahau, que es quien decide la cuenta de los días en todo su entorno y nos relaciona con el entorno del sistema solar, con el sector menor galáctico del cual formamos parte y de la galaxia en general y eso lo hace como flujo de sus campos magnéticos ecuatorial y polar; lo importante es que para este sub-ciclo la tarea era recibir los dos códigos software, los Trece Principios de Ley y los Veinte arquetipos solares que resultan gobernando los 20 aminoácidos esenciales y toda la cadena biótica a través de las 20 redes energéticas que los maya enseñaron con la medicina tradicional china.

No nos desgarremos por quién tiene la cuenta precisa, quién la inventó y es su dueño, pues aquí en la tierra ningún humano ni ninguna comunidad del pasado la creó, ella es una impronta de la hermandad galáctica, es un regalo de la Madre Ada-Am y toda la instrucción anida en vuestro ADM, es decir, en la parte del código de vida que llamamos Adn Mitocondrial (lo cual es un absurdo porque Adn ya quiere decir, lo que la madre Ada coloca en el núcleo, mientras que ADM significa, lo que la madre Ada coloca en las mitocondrias y que transfiere exclusivamente a través del femenino, del óvulo como gameto).

Así que lo maya es matricial en esencia y poco tiene que ver con la luna como satélite, aunque esta marque un ritmo interesante para los humanos. Lo importante era que la Humanidad entrara en relación con esos arquetipos constitutivos de esa Matriz Armónica Maya, siendo uno de sus múltiples usos el calendárico, pero no precisamente el más valioso, lo cual se demuestra de una manera sencilla: hasta el momento, en los últimos milenios hemos vivido de espaldas al conocimiento de las Leyes de Creación y sin embargo, seguimos vivos, desvencijados y escindidos del orden natural, pero vivos y no obstante, esos trece principios y sus siete leyes sostienen el formato de la vida misma, a eso se le llama un regalo divino, pues no importa que ignoremos y pisoteemos esa verdad, está ahí como una impronta del orden superior; pero esto no será por la eternidad, todo en los mundos del tiempo es finito, tiene inicio y final; ciertamente la instrucción maya nos alerta de la proximidad de ese final intermedio, que nos dará apertura a otro inicio, al de otra fase de evolución planetaria aún en los mundos del Tiempo (Aín =Saturno) y es para ello, para lo cual, es menester asumir esos dos códigos, porque serán el Libro de Conocimiento y Sabiduría del próximo sub-ciclo evolutivo, la materia a ser cursada y ya no ignorada como hasta el momento.

Lo que bien hicieron las tribus en Amerrikúa fue resguardarlos, protegerlos lo más que pudieron y de allí nuestro agradecimiento, pero no les podemos agradecer ahora su forcejeo por considerarse los dueños y únicos intérpretes de esos códigos. Deberíamos de estar agradecidos porque también los instructores previeron que esto podría ocurrir y prepararon internamente a otras gentes, para ser quienes expandieran a toda la Humanidad el código, con el tiempo apenas suficiente para ello, pero sin el tiempo como para que otros en su debilidad, cambien los arquetipos tras considerar que algo hace falta en ellos. Repito, lo interesante no es la cuenta en particular, sino el encuentro con los arquetipos que por su propósito actual resultan siendo espirituales, porque responden a la voluntad del Orden Superior y es a su través como podemos aperturarnos a las Memorias inscritas en el Alma de cada uno y por ende, recibir la re-conexión con el SobreSer galáctico y por ende, establecer el puente con la Fuente Viviente de Luz Universal, el Adam Kadmón, como afirma J.J.Hurtak en “Las Claves de Enoc”, lo demás son peleas entre egos.

Y si definitivamente lo que quieren es debatir con argumentos de peso y ya en materia, pues también hay arsenal para ello, pues afortunadamente conozco la argumentación por parte de algunos de los llamados sacerdotes quiché, que más que construido han desbaratado muchos trabajos en diferentes países de América, porque además están inhibidos para enseñar a manejar los arquetipos, pues son su exclusiva.

En servicio a la Humanidad:

Guillermo Hernández B. Noche Galáctica Azul.

8 comentarios:

  1. Como persona que comenzó este calendario Dreamspell en España en 1990 y 92 tengo algo que decir. En todos mis vídeos cuando me refiero al 2012 o al calendario Maya digo que hay varias versiones de la fecha del comienzo y me entere cuando lleve Dreamspell a Guatemala en 1992 a D.Alejandro Cirilo que yo era otro sello y otro tono. Divergencias de la fecha de comienzo daría el final de la cuenta larga en el 2011, algunos dirían 28 de Octubre y otros en Diciembre del 2011, como no sabemos quien tiene razón lo dejaremos estar.
    En este caso me parece muy mal el ataque a Jose y LLoydine Arguelles y como yo estuve con ellos al principio de la creación del Dreamspell dire que eso de que sus fechas coincidían con fechas ilustres de personajes Mayas, no lo sabían en 1989 cuando vinieron a verme aqui a Mojacar. Esto debió suceder después, por lo que a Jose se le subió el ego que ya no tengo relación con el. Y lo que puedo decir es que esas sincronías suceden cuando hacemos algo creativo, por lo tanto no lo hizo a propósito, ni hay intenciones oscuras como dicen aquí, solo sucedió así y por ello se paso de ego.
    Es una soberana tontería que estamos en la tercera dimensión por culpa del calendario. En esto si estoy dando algo mas real, basado en el PopolVu y las deformaciones de los cráneos Mayas y el bizqueo. Esto lo podeis ver en www.fundacion-soliris.eu/laconciencia.html
    Desde luego confió que este desagradable ataque no llegue a buen puerto, pues aqui nadie ha hecho nada a proposito, ni con mala intencion.
    La creatividad trae sincronicidad y esto es TODO lo que hay.
    Espero aclarar algo de esta historia. Con Amor y respeto para el 2011, puede ser también el final de la cuenta larga y todo va a ir a gran velocidad. Materializar algo lo mas positivo posible para la humanidad, Gracias,
    Abrazos, In Lakech, Marysol

    ResponderEliminar
  2. Otra cosa, como ahora se acaban de descubrir 100 codices Mayas que tenían un sello psíquico para que nadie supiera que daban instrucciones exactas de como viajar interdimensionalmente. Lo mismo que el codice Cartesiano que esta en Madrid.
    Quizás en esos codices también dirá claramente la fecha del comienzo de la cuenta larga y esto se resolverá.
    Asi sea!!!!, Abrazos miles, In Lakech
    Marysol,

    ResponderEliminar
  3. ¡Bienvenida Marysol! y muchas gracias por tus aclaraciones.Conocemos tu trabajo gracias a nuestro amigo común Alvaro, te deseamos un buen año y muchos exitos en tu magnifico trabajo y divulgación de conocimientos en beneficio de la Humanidad.Tienes abierta la puerta de nuestro blog, para futuras colaboraciones.

    ResponderEliminar
  4. Bien que les puedo decir, no lei toda la informacion, ni vi los videos porque gente asi da flojera, pero si de algo estoy seguro es de la ganialidad de los mayas, de su esactitud y avances en el campo astronomico, un imbecil como ese que trate de ponerse a la altura de los magnificos mayas y mas aun sin tomar en cuenta la diferencia de epocas lo unico que hace es el reidiculo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno como en todo siempre hay charlatanes.

    ResponderEliminar
  6. Acepto que el señor Guillermo Hdez Barbosa sea un gran estudioso del calendario maya; yo no discuto sobre lo que no conozco, pero sí encuentro en él un "ego" bastante elevado que me hace preguntarme: ¿quién se cree él para anular a toda una cultura y ponerse por encima de ella?

    http://www.sabiduriamaya.org/home/acercade.asp

    ResponderEliminar
  7. Lo que pasa es que mi estimado esta totalmete ARDIDO, por que su gente o cultura no ha hecho NADA en la historia mas que apoderarse de riquezas de paises sometidos a la fuerza y destruir siglos y milenios de historia.

    ARDIDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anonimo, no se a quien te refieres con "estimado", ¿que gente o cultura no ha hecho nada por la historia?.
      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.