"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

jueves, 20 de octubre de 2011

REY DE REYES: HITITA (MANIPULACIONES GENÉTICAS DE ORIÓN)



HITITA: REY DE REYES
En las Escuelas del Conocimiento de Hab y Ssinia ( Etiopía ) se tienen grabados en las puertas que dan acceso a las salas, en una de ellas el grabado es el que tenéis delante, representa algunos de los animales sobre los cuales los Espíritus de Orión, intentaron conseguir vivir en su interior, poseerlos y dominarlos.
Existen otros muchos grabados en piedra semejantes al que tenéis delante, en el que los Maestros Hab-Baa-Ssi, pueblo que los grabó en el interior de las cuevas, representan las manipulaciones genéticas que hicieron los Espíritus, raza energética que vino del sistema de Orión.
Aparte de estos grabados, tienen una historia que recoge con impresiones personales la llegada de los Uros, pueblo de los Espíritus a la Tierra, este hecho ocurrió hace unos
trescientos cincuenta mil años, y estuvieron en la Tierra unos trescientos veinte mil antes de que fueran vencidos y que se retirasen a sus mundos de origen.
Esto era lo que explicaba un Rey mientras hablaba a un hijo futuro Rey, de este tema y le iba enseñando copias de los Grabados que existían en las cuevas de Hab y Ssinia, donde él había estado siendo niño, y así le decía:
Los UROS, Espíritus de Orión, son padres de la Humanidad, dicho de esta manera se entiende todo lo que la persona quisiera interpretar pero no se dice todo lo que se puede entender, ya que los UROS; no fueron los Creadores del mundo físico, ni tampoco lo fueron del mundo Energético, ni tampoco del mundo Mental, pero si influyeron en los tres mundos.
En la Tierra cuando los Espíritus de Orión, llegaron, ya había una raza que habitaba en toda ella, esa raza era de seres de energía, y se llamaban Hijos de EA, o también hijos de
la Luz, todos eran nacidos en este planeta, y los...
invasores no les hicieron ningún caso pues eran de otras energías y vibraciones, por eso puede recogerse una historia por alguien que ya estaba y que fue testigo de todo, y este ser de Luz, hijo de EA, en el futuro habló con un Maestro Hab-Baa-Ssi, que fue el físico que lo grabó.
Verás hijo, le dijo, ahora te voy a contar cómo llegué a estos conocimientos, escucha, no soy Rey por que yo haya querido si no por que un día tuve un encuentro con un hombre muy especial, uno de esos Místicos que bajan de las montañas de color negro de piel, pero que por su boca tan solo salen cosas buenas para el pueblo y para todos aquellos que escuchan.
Yo era un soldado y me encontré a uno, y me paró él mismo y me dijo sígueme, y yo lo hice obedeciendo, apartándonos un poco de la multitud me dijo, si quieres serás Rey, pero para serlo tienes que prepárate, así que tendrás que hacer un largo viaje a un lugar donde se te enseñará. Cuando vuelvas ocurrirá algo que te convertirá en lo que ni siquiera sueñas. Algo en sus palabras me hizo contestarle de buenas maneras, cuando tu sabes que a los de su raza se les suele tratar con desprecio, y más por los soldados, y tan solo le dije, ¿Qué tengo que hacer?, y me dijo sígueme, y marchamos en dirección a las montañas sin preparación ninguna, sin avisar a nadie de nada, y sin llevar cabalgaduras, ni alimentos, ni agua.
Llegado el momento de la noche, yo estaba cansado y tenía frío, estábamos llegando a las primeras alturas, pero aquel hombre, que parecía casi un anciano, sacaba fuerzas y siempre estaba delante de mi, y yo con mi valentía y mi juventud, tuve que llamarle y decirle, ¿Podemos descansar?, llevamos media tarde andando y se está echando la noche, y tenemos que buscar algo para hacer fuego, pues no tengo ropas de abrigo ni he podido coger agua ni comida, y el Místico, se volvió y se acercó y me dijo, extiende tu mano y con un dedo de una de las suyas me tocó, y sentí una gran energía dentro de mi cuerpo, y el cansancio desapreció y el hambre también y no tenía ninguna necesidad y así se lo dije.
Aquel hombre sonrió, se volvió y siguió andando y yo detrás suyo, estuvimos andando en dirección a las montañas hasta que empezaban los claros de la mañana, en que dijo, tiéndete y duerme y él mismo hizo lo mismo, y al punto que lo hice quedé profundamente dormido, y cuando desperté, ya se veía el sol, apenas había dormido tres o cuatro horas y me sentía lleno de vida, y de hambre y se lo dije, y me contestó, come, y delante de mi, había alimentos, había pan tierno, queso, había agua, y también algunos, frutos secos, unos higos y almendras o cosas semejantes.
Cuando iba a comer, le ofrecí y él aceptó de mi mano la comida, y comimos juntos, y de todo lo que había no se terminaba, y yo miraba con cuidado, pues los frutos que había pocos, en un montón, y cuando lo retiraba que no quedaba ninguno volvían a aparecer, y lo mismo ocurrió con el queso, y con el pan y cuando fue el momento me empezó a hablar.

Quiero que cierres los ojos y escuches en silencio, verás en tu mente todo lo que te digo y también lo escucharás, aunque no lo escuches por las orejas dentro de tu cerebro si lo recibirás, como sabes soy un Maestro, un Místico como nos llamáis vosotros, y vivimos siempre en las montañas, de joven viví en otras y allí aprendí muchas cosas, algunas de ellas quiero dártelas a conocer, y cuando notó que no me gustaba me dijo, no te preocupes que no serás Místico si no Rey que es peor.

Aquel hombre me dijo, mira estas estrellas, y empecé a ver el cielo oscuro y unas estrellas que parecían que se hacían más grande, continuó el Maestro, de ellas vinieron unas naves de gran tamaño, y llegaron a la Tierra con ejércitos poderosos para conquistarla, y nadie en la Tierra les salió al encuentro, pues ellos vivían entre los demás y nadie los veía aunque ellos a los demás si, y así vieron que sin hacer nada tenían un gran poder, y dijeron, hagamos a todos esclavos, que trabajen para nosotros, que nos den su riqueza, su energía, y también sus alimentos.

Pero cuando quisieron apoderarse de unos animales, no pudieron, y luego de otros y tampoco, pues todos los seres vivos tienen a su alrededor una capa de energía, llamada aura, que les protege y ellos al ser de energía, no podían entrar, y se dijeron, ¿ Cómo es posible, que unos seres tan primitivos, nos puedan impedir hacer nuestra voluntad ?, ( los animales sobre los que lo intentaron son los que tenéis en el grabado), estudiaron todo, y así vieron que había una especie diferente pues no tenía protección, estos eran los cerdos, y decidieron dominar a la Tierra a través de ellos.

Yo siendo joven, no podía aguantar mucho la atención, así que en aquel momento riendo por lo que escuchaba abrí los ojos y perdí la concentración, pero el Místico entendiendo mi juventud, dijo, mejor seguimos andando y ya volveremos a hablar pues nos queda camino antes de poder llegar a las Montañas en donde estudié cuando era niño, y en mi mente vi montañas que yo no conocía por su altitud ni sabía que hubiera cerca y se lo dije, ver que soy soldados y he recorrido estas tierras y esas montañas no son de por aquí, y si están lejos tardaremos años en llegar ¿ Estáis seguro de que es allí donde vamos ?.

Me volvió a pedir las manos y se las ofrecí y con un dedo me volvió a tocar en ellas, en las dos, y sentí un gran calor que me inundaba y al punto me sentí lleno de una gran energía y de una gran fuerza y seguimos andando en silencio bocal, pero hablando con la mente, yo escuchaba en mi mente lo que él decía y él leía en su mi mente lo que yo decía, y llegamos a un sitio de gran altura y delante teníamos una gran pared y me dijo, coge mi mano y no la sueltes, y cuando lo hice sentí cómo nos elevábamos, estábamos por los aires, y ascendíamos, ante mi asombro, y escuché en mi mente no sueltes mi mano o te caerás, y la sujeté con tanta fuera que parecía que en ello iba mi vida, y es que en realidad era así.

Llegamos a la mayor altura posible, pues cuando habíamos subido la primera altura, luego había una segunda y un poco después una tercera y todo ya lo hicimos volando, y vimos la entrada a una cueva y por allí nos metimos y cuando mis pies tocaron el duro suelo de la roca me sentí pequeño y asombrado, el respeto que sentía por aquel hombre había aumentado de tal manera que no sabía si tratarle de Señor o de Maestro.

En aquella cueva permanecimos por espacio de un tiempo, la mayor parte tumbados hablando con la mente y viajando con ella de un lugar a otro, y cuando bajamos había pasado dos años, aunque para mis cuentas tan solo había transcurrido todo en unos días.

Aquel Místico me enseñó el respeto por la vida de todos, y me enseñó lo que es la esclavitud y lo que es no tener que comer, y también cómo podemos dar a los demás ayudándoles a entender las cosas y abriendo sus mentes, así entendí y luego sabes que lo he hecho, que se tiene que respetar la Religión como un medio para las gentes, pero también se les tiene que controlar para que no sirva como un castigo para los que tienen creencias.

El hijo del Rey que estaba asombrado, no sabía si su padre le estaba gastando una broma o le estaba poniendo alguna prueba, pero por su mente no cabía el hecho de que todo aquello pudiera ser verdad, “ Un Místico de color que le invitase a seguirle y él siendo un soldado lo hiciera, que con tocarle se le pasase el cansancio y el hambre, que la comida y la bebida se multiplicase a voluntad de aquel hombre, que tuviera poder para elevarse a si mismo y a otro, y encima que pudiera ir a otros lugares con el pensamiento ”, aquello era demasiado y así sabiendo que su padre no se enfadaba fácilmente, le dijo, ver Señor que todo parece un cuento que los viejos ponen en boca para entretenimiento de los jóvenes, es así, o es verdad.

El padre se puso en pie y le dijo al hijo, ponte aquí delante de mí y mirándole a los ojos le dijo, “ Es una verdad tan grande como que nosotros estamos ahora hablando y viéndonos ”, y el joven amedrentado por su padre, le dijo, perdón, es que parecía muy fantástico, y el Rey como si no hubiera escuchado, sentándose continuó.

Verás, aquel Místico, al cual no volví a ver nunca más, me enseñó a ser justo y a ser prevenido, y así, cuando alguien me viene con alguna historia, tengo que pensar, y pienso que ese alguien tiene intereses particulares para venir a mi y que si quiere justicia esta pidiendo un favor para él, y así la justicia no se sirve nada más que buscando la verdad, y se llama a las dos partes y se les escucha por separado y luego se les escucha juntos, y luego se escucha al Maestro Interior, y al final se dicta justicia, y muchas veces a pesar de estas precauciones esta es difícil de encontrar.

Aquel hombre me enseñó que dentro de todos los hombres y mujeres, tenemos unas partes diferentes en nuestro cerebro, que nos enseñan aquello que es para nosotros, y que todo es lo mejor para mí, y así esta parte esta situada en la parte izquierda de la cabeza, también existe una parte, que nos enseña todo lo mejor para la Comunidad y todo lo relacionado con la salud, y así esta parte esta situada en la parte derecha de la cabeza, y también que tenemos una parte la del animal que tenemos que controlar, y que los soldados tenemos desarrollada, la de matar, la de poseer, la de dominar a los demás, y por último me enseñó que tenemos también una cuarta parte que nos permite llegar a valores superiores, nos permite ser justos, nos permite viajar de un lugar a otro con la mente, dejando el cuerpo físico dormido, nos permite conocer a los que mienten, y conocer el futuro.

El Padre Rey hizo un silencio y su hijo le preguntó ¿Tu tienes todas esas estas partes funcionando?, ¿ Tu conoces el futuro ?, ¿ Tu sabes cuando mienten los que están delante ?, y viendo el Rey que le iba a preguntar todo lo que él mismo le había dicho, le dijo si.

El Rey continuó la Historia, pero mira que también se me enseñó que en algunos lugares muy lejanos, en unas montañas que tienen la cabeza blanca todo el año, en unas cuevas, existen un Conocimientos y que todos pueden llegar a él, pero antes tienes que estar limpio para poder entrar, limpio de cosas negativas para los demás, y limpio de cosas positivas para uno mismo, y así estando en equilibrio se puede entrar y si te admiten se puede estudiar, y es tal las maravillas que allí he aprendido que después de los años, sigo marchándome cuando puedo, para volver a conocer más cosas.

Su hijo le volvió a preguntar dime Señor, si todo eso sabes ¿ Para que queremos a los sacerdotes y a los Templos que tantos problemas nos dan ?, por qué ellos son fuente de explotación del pueblo y muchos ahora están siendo esclavos por no pagar los impuestos, coge y échalos de tus tierras y mándalos lejos, y se le dijo, verás antes he dicho que conocía el futuro, pues bien si yo hiciera tal cosa, no duraría como Rey nada más que unos días pues me envenenarían, pues sus seguidores están por todas partes.

Pero quiero que veas también que la Religión es buena para el pueblo, y lo que son inadecuados son algunas de las personas que están en esa Religión, ellos merecen todo castigo, pero no las ideas ni el beneficio que otros muchos hacen, sin embargo los que piensan en si mismos, y en tener poder y riquezas y control también han pensado en que el Rey les quiera quitar, y tienen todo preparado para hacer el cambio cuando sea necesario, por eso y por que entiendas que será pronto te quiero decir todo esto, y quiero llevarte a la cueva donde yo mismo estuve, allí veremos de que hables con aquel Místico y si él quiere aprenderás de él mismo.

El joven hijo de Rey, se echó hacia atrás y dijo, quieres decir que morirás pronto y quieres que aprenda el oficio de Rey, pues mira que sin aprender daré cuenta de todos los que te maten, y se le dijo, ten paciencia, para hacerlo, sé que lo harás, primero me tienen que matar, segundo tienes que ser Rey, y tercero tienes que durar para hacerlo, y saber quien es de fiar y quien no, pues yo mismo con todo mi poder y con toda mi sabiduría, me encuentro en unos momentos difíciles con ellos.
Verás cuando yo volví de hablar con aquel Místico, sabía algo que tenía que hacer y así fui a hablar con los que mandaban en la Religión, y les propuse que me ayudasen a tener el poder para ser Rey, lo mismo hice con los que mandaban el ejercito, y a todos les tuve que demostrar mi valía y también mi futuro agradecimiento, y a ambos les convino, y así cuando todo estaba preparado, me presenté delante del Rey le dije, Señor, en nombre del pueblo, os quito la corona y podéis morir aquí mismo o podéis marchar lejos, él tan solo preguntó ¿La Religión esta contigo?, y le contesté, si, y el que estaba delante, el que tenía mayor poder de la Religión lo confirmó, y lo mismo hizo con el ejercito, y así tan solo me dijo, si me marcho respetarás a mi familia, y ambos jefes, antes de que pudiera responder dijeron, nadie de ti quedará con vida, pues tendremos guerras y divisiones, entonces delante de mí, le mataron y lo mismo hicieron con todos los de su familia, mujeres, e hijos, y cuando terminaron volvieron y me dijeron, era necesario por el bien de todos.
Aquello fue terrible para mí, pero ellos me enseñaron su poder y me dijeron, siempre podemos hacer lo mismo contigo, y de los dos el que tenía el mayor poder era la Religión.
Yo he sido un buen Rey para mi pueblo, pero no para ellos, y así siempre se están quejando de que apenas tenemos esclavos, y de que les cuidamos mejor que a los ciudadanos, pues le damos casa y médicos, y también que quieren que haga unas campañas de guerra contra nuestros vecinos, para que podamos traer más riquezas y ellos ser más grande, y así con la preparación que me dio el Místico, también me dio el trabajo de ser Rey.
Ambos padre e hijo marcharon, después de avisar a todos de que volverían en unos días, y sabiendo que en su ausencia nada pasaría al resto de la familia, y llegaron a aquella montaña que no se podía subir, y estando los dos esperando, llegó desde los cielos, un anciano de color moreno que saludó al Rey y también al hijo de este, y les dijo, coger mi mano, uno cada una y no soltaros pues moriríais, y todos subieron a la cueva, y cuando estuvieron en ella, el hijo del Rey recibió las enseñanzas y así en unos días conoció aquello que era necesario para gobernar, y así dijo, Señor refiriéndose al Místico, decirme cómo podré hacer las cosas para que no maten a mi padre, y se le dijo, que no vuelva, y cómo podré salvar a mi familia, y se le dijo, vuelve tu, y llévatela y no volváis nunca más.
Sin embargo el joven, dijo dime Señor, que pasaría si junto con mi padre tomamos el poder y derrotamos a los que nos quieren matar, y se le dijo, tu lo conseguirás él morirá, y si te hemos traído es para que seas un mejor Rey de lo que ha sido tu padre, pues tienes el destino de ser Rey de Reyes, y así se te llamará, pues a diez Reyes tienes que derrotar y sobre sus tierras pondrás tu semilla y todos te reconocerán, y de las Religiones que tienen todos, no dejes nada más que aquella que te convenga, y tu mismo será el jefe supremo, y de los diez ejecitos, tu serás el cabeza de aquel que tengas y si alguien quiere parecerse a ti, piensa que es mejor poca sangre que mucha.

El Rey estaba asombrado de escuchar al Místico decir aquello, y le dijo, como le hablas al joven así, no ves que le animas a que mate a su semejantes, o es que las enseñanzas que me disteis y las que me dieron en las Escuelas del Conocimientos, ahora no sirven, y el anciano le dijo, claro que sirven, pero la Justicia también se tiene que imponer, y tu has tenido la mano blanda y ahora requiere la mano dura, y luego tu pueblo tendrá, varias generaciones sin guerras y sin miedos, y tendrá tu hijo un gran Imperio, y todos pensaran que el Rey es fuerte, pues tu con tus acuerdos, con los de la Religión y con el Ejercito siguen con esclavos, y las gentes sufren.

El Rey se sintió avergonzado y le dijo al Místico, siento lo que dices por que se que es verdad, y siento que mi hijo tenga que ser mucho más fuerte por que yo he sido débil, creo que es mejor no volver pues podría interferir en sus decisiones, ya que lo que tiene que hacer no entra en mi cabeza, y aquel hombre le dijo, eso es lo mejor.

A aquel Joven el anciano Místico, se le dio dos grandes poderes, uno de ellos, con el poder de su mente poder dominar los vientos, y las lluvias y todos las energías de los aires, y el otro el conocer si los que le hablan dicen la verdad. Se marchó el joven sabiendo que nunca más vería a su padre, pero este le dijo, nos veremos, cuando quieras hablar conmigo, cierra los ojos llámame y hablaremos con la mente, pues esto mismo he hecho yo con él y señaló al Místico, y ha sido durante muchos años mi Maestro.
Al joven le bajaron de la montaña y le despidieron, después de probar el poder que se le había dado, y así cuando quería podía levantar un gran viento que provocaba tormentas de arena y tenía luces y rayos, y a voluntad lo calmaba, y llegó al palacio y llamó a todos uno por uno, y habló con ellos, y así al que mentía, le mandaba entrar en una sala de la que no volvía a salir con vida, y al que decía la verdad le dejaba marchar y le premiaba, y así depuró a todos los que tenían poder, tanto del interior de Palacio, como de la Religión, como del Ejercito.
Él mismo establecía la justicia y preguntaba a su Maestro interior ( pues había sido el don que se le había dado, el despertar en él a su Maestro Interior, o lo que es igual a una parte de su cerebro que hasta ese momento tenía dormido ) ¿ Miente o dice la verdad ¿Debo premiarle o castigarle?, y preguntaba, le mato o le dejo ?, y se le decía, esa decisión es tuya, si le matas sucederá esto, si le dejas sucederá esto, y él con esa información establecía la Justicia.
Fue un Gran Rey y dominó a otros diez Reyes más y tuvo que pelear y a todos los vencía, y todos llegaron a temblar, y aunque se reunieron unos con otros para defenderse del joven Hijo de Rey, fueron vencidos, y todos decían, tiene el poder de la luz, y el poder de las tinieblas, pues lo mismo ganaba la batalla de noche que de día, y cuando todo estuvo hecho se hizo llamar Rey, y se le llamó Rey de Reyes, y su reinado duró por varias generaciones, y fue próspero y en su tiempo no hubo esclavos, y así había trabajadores a sueldos, y leyes, y también justicia, que todos podían reclamar, y la Religión, tan solo una y sin poder y sin riqueza, el medio, todos tenían voto de pobreza y no había Templos, y el ejercito, el mejor, y él mismo el que lo controlaba, y el método, los tres escalones, él primero, segundo unos mandos directos, y tercero la tropa.
En su historia escrita, se narra que aquel joven cuando había derrotado a los diez reyes, marchó a aquella montaña a ver a su padre y a pedir consejo al anciano Místico, y que esperando a que bajasen para subir a la cueva tuvo un sueño, en él vio como un Ser de luz de gran majestuosidad venido de las Estrellas, venía a la Tierra y entraba en su cuerpo, lo limpiaba de la sangre que había derramado y establecía dentro de él un señorío de Justicia.
Aquel ser que entró en su cuerpo y cuyo nombre era “EL ALTÍSIMO SEÑOR DE LA VIDA", moró en dicho Rey, y desde entonces se dice que sus herederos son encarnados por los Hijos de “EL” ALTÍSIMO SEÑOR DE LA VIDA, Jefe del pueblo de los Espíritus, venidos de Orión, y esta creencia tomó tal fuerza que los nuevos reyes tenían que esperar una muestra de aceptación del SER que llevaba dentro el rey que moriría, y a algunos por ser impuros, por ser criadores de esclavos, violentos, o poseedores de vicios, los rechazaba delante de todos, era la prueba final para subir al trono de los Hititas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.