"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

viernes, 14 de octubre de 2011

MATAN A CATORCE CHAMANES EN PERÚ POR MOTIVOS RELIGIOSOS


Vicente Motta, viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, la directora de Inclusión de los Conocimientos Ancestrales, Grazia Ojeada, y el investigador y periodista Roger Rumrrill explicaron que el asesinato de 14 chamanes de la etnia shawi en la localidad de Balsapuerto, en Loreto, se debería a motivos religiosos. 

El investigador Rumrrill afirmó que los pobladores de dicha zona, suelen culpar a los curanderos cuando surgen muertes que son realmente causadas por...
enfermedades infecto-contagiosas; ellos alegan que la brujería origina estos males, y azuzan a la población. 

Además, informaron que el alcalde de dicho distrito, Alfredo Torres Rucoba, es un evangélico ortodoxo que con su discurso alentaría la violencia contra los chamanes, y que además ha sido acusado junto a su hermano, de ser un “mata curanderos” en la región. 


(FUENTE: lamula.pe)


LA NOTICIA EN EL PERIODICO THE GUARDIAN:
(Traducido co google)
INVESTIGAN ASESINATO DE CHAMANES PERÚ
Gobierno peruano envía un equipo a la remota región del Amazonas para investigar muerte de 14 chamanes, supuestamente a instancias del alcalde de la localidad
El gobierno peruano está enviando un equipo de funcionarios de una región remota de la selva amazónica para investigar las muertes de 14 de los chamanes que fueron muertos en una cadena de asesinatos brutal.Los curanderos tradicionales, todos del grupo étnico Shawi, fueron asesinados en incidentes separados en los últimos 20 meses, supuestamente a instancias de un alcalde de la localidad.No se han hecho arrestos por la muerte, que tuvo lugar en y alrededor de Balsapuerto, un pequeño puerto fluvial en la vasta región amazónica de Perú en su frontera norte con Ecuador, Colombia y Brasil.Los principales sospechosos, sin embargo, en la desaparición de una de las víctimas y el asesinato de otro es el alcalde de Balsapuerto, Alfredo Torres y su hermano Augusto.Los dos hombres fueron nombrados en el informe de la Fiscalía en la cercana ciudad de Yurimaguas, que dijo que siete de las víctimas habían recibido disparos, apuñaladas o asesinadas a machetazos con machetes. Los pobladores locales identificaron a todos ellos como curanderos o sanadores indígenas, dijo el vice-ministro de asuntos interculturales, Vicente Otta.La iglesia católica romana en la zona se ha reportado la muerte de siete chamanes otros cuyos cuerpos aún no se han encontrado, Otta, dijo, añadiendo que las disputas territoriales y desacuerdos políticos también se refirió a la alcaldesa de ser "uno de los instigadores de la masacre".
Dijo que los sospechosos de asesinato había tratado de "legitimar los asesinatos" por culpar a las víctimas por el alto nivel de mortalidad infantil en la zona.
Torres ha negado las acusaciones en entrevistas con medios locales. Las llamadas a su oficina no fueron respondidas.
El informe de la Fiscalía detalla también el testimonio de un sobreviviente de un ataque. Bautista Inuma fue confundido con un chamán y recibió heridas de bala y tenía un brazo cortado antes de que lograra escapar.
Roger Rumrrill, experto en las culturas peruana del Amazonas y un asesor del gobierno, dijo que algunos de los cuerpos de las víctimas fueron arrojados a los ríos, para ser devorados por las pirañas y otros peces.
Alegó que el alcalde, que es un cristiano evangélico, ordenó los asesinatos en la audiencia que los chamanes planeado para formar una asociación. Dijo que el hermano del alcalde era conocido en la zona como un asesino matabrujos o bruja.
"Para las sectas protestantes, los chamanes son poseídos por el demonio, una totalmente sectaria, concepto primitivo y racista", dijo.
Los chamanes en las plantas de uso Amazonía peruana psicoactivas, tales como las ceremonias ayahuascafor selva vid espiritual. Ya en el siglo 16, los misioneros españoles y portugueses se describe su uso por los indígenas de la Amazonía como la obra del diablo.
"Hasta ahora la muerte de 14 curanderos, que son los depositarios del conocimiento del Amazonas no era digno de la atención de la prensa", dijo Rumrrill. "Esa es una expresión de lo fragmentado y racista es este país. Un país centralizado que sigue buscando en su interior con total indiferencia."
El Instituto Nacional para el Desarrollo de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos estima que hay alrededor de 330.000 indígenas en la región amazónica de Perú, alrededor del 1% de la población del país de más de 29 millones de dólares.
Gregor MacLennan, coordinador del programa para el Perú ONG Amazon Watch, dijo: "La muerte de estos chamanes no sólo representa una trágica pérdida de vidas, pero la pérdida de un enorme cuerpo de conocimientos sobre las plantas de la selva tropical y los chamanes papel fundamental que desempeñan en la medicina tradicional y la dirección espiritual de las comunidades indígenas. "


MÁS SOBRE LA ETNIA SHAWI PERUANA

Ministerio de Cultura alerta sobre pérdida de sabiduría ancestral en la Amazonía Peruana


 
“Un shamán es una especie de mediador entre los poderes de la naturaleza y los seres humanos. Tienen la virtud de saber cómo operar a través de complejos rituales. Poseen conocimiento y sabiduría”
Actualmente los shamanes de la etnia de los Shawis, en la provincia del Datem del Marañón, en Loreto, cuya comunidad está formada por casi 18 mil miembros, viven una alarmante situación. Según el ministerio de Cultura, en lo que va del año se han reportado 14 shamanes asesinados y por ello insta a investigar, esclarecer los hechos y sancionar a los autores de estos actos, ya que “se estaría cometiendo un crimen contra la sabiduría ancestral de estos pueblos”.
Hasta el momento no se han hallado responsables de las muertes, pero medios locales y especialistas tienen sus propias hipótesis. Los acusan de practicar brujería
“Quitan y devuelven el daño”. Para el antropólogo Aldo Fuentes Chacón, casado con una indígena shawi y autor del libro Porque las piedras no mueren, todo esto se debe a la ausencia del Estado .
“En la zona ocurren epidemias por la falta de salud y cientos de niños mueren al año. Por ello la gente cree que las muertes son causadas por los shamanes en venganza. Tienen esa creencia ancestral que ha sido cultivada por siglos”, dijo.
Por su parte, el periodista y escritor Roger Rumrrill afirma que la localidad acusa de las muertes al alcalde de Balsapuerto, Alfredo Torres Rucoba, por ser evangelista.
El alcalde, que incluyó en su programa electoral acabar con estas prácticas tradicionales, es el principal sospechoso. Sin embargo, algunos investigadores miran más allá rescatando el viejo conflicto entre la sabiduría indígena y los intereses creados de las multinacionales farmacéuticas. En cualquier caso, advierten, cada una de estas muertes supone la pérdida irreparable de un conocimiento ancestral.
Hablar de brujos, curanderos y chamanes en Perú es tocar una fibra muy sensible en un país infinitamente diverso y complejo. Lo que está pasando en la selva amazónica, en inmensas áreas donde no existen médicos y la población nativa sigue recurriendo a sus recursos tradicionales para curarse, suena en la capital a algo exótico, como si estuviese ocurriendo en otro continente. Historias que se cuentan a media luz, entre miedos atávicos, pasiones y misticismos ancestrales, pero con la conclusión clara que da la frialdad de los números: 14 “brujos” asesinados en lo que va de año en la región de Loreto.
Las primeras denuncias son de febrero, cuando los familiares de Marcelino Pizango y Mariano Apuela, curanderos de comunidades alejadas a lo largo del río Paranapuna, en el distrito de Balsapuerto, aseguraron que estos habían sido asesinados por ejercer la brujería. Los medios de comunicación locales reunieron más casos similares comprobando con alarma que no se trataba de sucesos aislados. Los cuerpos de los dos brujos fueron encontrados con un mes de diferencia en sendas trochas selváticas totalmente mutilados.
El último caso tuvo lugar a principios de septiembre en la comunidad de Santa Rosa cuando Silverio Yume Chanchari, curandero de 50 años de edad, fue asesinado a tiros. “Mi padre salió en la madrugada de su casa a orinar en compañía de mi mamá. Escucharon unos pasos y cuando se apresuraban a regresar fue tiroteado por la espalda. Murió instantáneamente”, aseguró a una televisión local su hijo Silverio Elmer Yume Huansi.
Fueron precisamente los reporteros de esta cadena limeña los que localizaron y grabaron con cámara oculta a Salomón Napo Moreno, de 42 años, quién confesó haber participado en el asesinato de Mariano Apuela tras ser contratado por Augusto Torres, hermano del actual alcalde de Balsapuerto, Alfredo Torres, a cambio de 5.000 soles (unos 1.500 euros).
El alcalde de Balsapuerto ganó el cargo en las últimas elecciones locales, celebradas el pasado mes de enero, tras hacer una campaña prometiendo acabar con “el peligro público que suponen todos estos brujos y curanderos que matan a la gente a su capricho”, asegurando que iba a elaborar una “lista negra” de los más dañinos y movilizar a las rondas campesinas para que actúen contra ellos.
Contra él se dirige también la acusación de Bautista Inuma Andona, un “apu” o dirigente de la comunidad que los indios Shawi tienen en la zona de Paraíso, único superviviente de la matanza de brujos. Bautista perdió un brazo y presenta numerosas cicatrices en todo su cuerpo tras ser atacado por unos desconocidos a golpe de machete en un camino cerca de la comunidad. En su declaración, el “apu” acusa directamente al hermano del alcalde como uno de sus agresores.

LA ÚLTIMA CALAMIDAD PARA LOS SHAWIS

Balsapuerto es uno de los 15 distritos más pobres de Perú y el 95% de su población pertenece a la etnia de los Shawis, también llamados Chayahuitas, una de las menos estudiadas por la antropología moderna.
Desde el siglo XVI en adelante, los shawis han visto desfilar entre sus comunidades a esclavistas españoles, misioneros, patrones y hacendados, caucheros, comerciantes revendedores y buscadores de petróleo, sufriendo un largo historial de calamidades que culmina ahora con la cacería de sus curanderos.
Según el antropólogo Robinson Pinedo, esta etnia se enfrentó hace medio siglo a un proceso de desintegración cultural tras ser adoctrinados por misioneros evangelistas financiados por el Instituto Lingüístico de Verano, (ILV), una rama de la Iglesia Evangélica norteamericana con sede en Dallas, enviados para colonizar espiritual y materialmente a los indios amazónicos. Su papel era hacer de avanzadilla por los territorios más conflictivos para preparar el terreno a la llegada de las grandes multinacionales –petroleras, madereras y laboratorios farmacéuticos- y facilitar el posterior saqueo de recursos naturales al que ahora asistimos. Una práctica común de estos misioneros era prohibir el uso de las lenguas locales sometiendo a duros castigos a los alumnos de sus centros.
Detrás de la muerte de los curanderos hay varias causas: intereses económicos, celos, etc.  La gente culpa de la muerte de las personas a la brujería, las autoridades no quieren a los curanderos porque éstos tienen poder, sus recetas de plantas reemplazan a los medicamentos de las farmacias”, reflexiona Pizango Inuma, presidente de la Federación de las Comunidades Nativas Chayawitas (FECONACHA).
Según el periodista y escritor peruano Roger Rumrrill, con más de 25 libros publicados sobre la Amazonía, “hay un mar de fondo en la muerte de los curanderos Shawis que hace recordar la extirpación de idolatrías de la época colonial cuando en nombre de la hispanización y la evagelización y bajo la acusación de idólatras fueron asesinados miles de sacerdotes y destruida la parafernalia del culto a la naturaleza”.

BRUJOS VERSUS LABORATORIOS

El shamanismo o curanderismo andino-amazónico representa uno de los mayores saberes y conocimientos sobre la naturaleza y el hombre. Todo o casi todo el conocimiento de las plantas que la medicina occidental aprovecha se origina en la etnobotánica andino-amazónica. Así, en las comunidades Shawis y de cualquier etnia indígena alejada de los núcleos de población más desarrollados, se utilizan remedios que con el tiempo están siendo sintentizados (y patentados) por laboratorios de todo el mundo.
Se calcula que el 60% de las medicinas que hoy se venden en las farmacias tienen algún componente extraído de alguna planta amazónica. Lo más grave es que estas comunidades indígenas no han recibido ni las migajas de la ingente cantidad de dinero que estas empresas han recibido por su comercialización.
“En la lógica del extractivismo, del neoliberalismo a ultranza, de la modernidad del “perro del hortelano”, del materialismo capitalista, de la uniformización cultural planetaria, las cosmovisiones andino-amazónicas sobre la naturaleza, de las cuales los curanderos o shamanes son los intérpretes, son idolatrías que hay que extirpar y borrar”, añade Rumrrill. “Las plantas y la naturaleza tienen un poder que desafían la perversa racionalidad del poder. Por eso este poder quiere extirpar a las plantas y a los que conocen y usan sus poderes. El asesinato de los curanderos o shamanes Shawi de Balsapuerto es una forma de extirpación de idolatrías en el siglo XXI”.
“Al fallecer cada curandero, además de la pérdida de vida humana, se pierden conocimientos y su experiencia en la práctica de la medicina tradicional. Muchos son los curanderos, parteras, sobadores que dejan de ejercer por la falta de estímulo y el acoso. Es necesario el esclarecimiento de estos hechos, la información a la población para evitar el oscurantismo y fanatismo que lleva a este tipo de crímenes y que no es nuevo, pues ha sido práctica corriente antaño. Son los mismos pobladores quienes “eliminan brujos”, pero al mismo tiempo esto está facilitado por la lasitud en investigar y castigar estos hechos, que van más allá de la delincuencia común pues se está perdiendo patrimonio intelectual, reserva cultural viva, que no es reconocida y menos protegida”, asegura por su parte Rosa Giove, cofundadora de Takiwasi, un centro de salud e investigación con plantas tradicionales ubicado en Tarapoto.
“En contraste con otros lugares en que se valora el saber tradicional, en nuestro país, con una medicina tradiconal tan rica, quienes detentan el conocimiento no son valorados ni protegidos, y hasta, como vemos, corre su integridad física”, añade Giove. “Las organizaciones que trabajamos en pro del rescate del saber tradicional y los derechos de pueblos indígenas deberíamos pronunciarnos y pedir protección para los curanderos, además de la revisión de la penalización de su ejercicio, como depositarios de los saberes medicinales ancestrales”.
Hasta la fecha, nadie ha sido condenado por estas muertes, pese a que existen testimonios que apuntan a los posibles autores intelectuales y ejecutores de estos crímenes. Según las respuestas dadas por fuentes policiales, judiciales y locales, esta impunidad parece deberse tanto a la dificultad del Estado peruano por alcanzar las zonas más alejadas del país como a la indiferencia por los sucesos en la selva, sin trascendencia política en Lima. El propio fiscal penal de la provincia de Alto Amazonas, Jorge Guzmán, reconoció ante los medios la lentitud del proceso de investigación, algo que achacó a “las carencias logísticas y las dificultades geográficas”.
Fuentes: Lamula.pe , larepublica.pe y cinabrio-blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.