"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

viernes, 13 de mayo de 2011

¿EL CUERPO DE OSAMA BIN LADEN AL MAR? ¿PERO CÚAL ES EL RITO MUSULMAN? ¡OTRA MENTIRA MÁS!

  ¿TIRARLO AL AGUA SEGÚN EL RITO MUSULMAN?
¿DONDE DICE TIRARLO AL AGUA?
¿NO SERÁ QUE LOS QUE SE TIRÁN AL AGUA DEL MAR, SON LOS MARINERO MUERTOS EN ACTOS DE SERVICIOS?
¿DONDE SE HAN INFORMADOS LOS MILITARES NORTEAMERICANOS?

Antes la insistentes noticias de la Casa Blanca de que el cuerpo sin vida de Osama Bin Laden, fué tirado al oceano desde un barco militar estadounidense "según el rito mususlman", nos preguntamos ¿pero cúal es el rito musulman para enterrar a sus muertos?, bueno aquí teneis un par de respuestas:
1ª y versión corta 
 ¿Cómo es el rito fúnebre de los musulmanes?
Los ritos funerarios islámicos están basados en las enseñanzas del Corán y de la Sunna, tradición del profeta Mahoma. El ritual consiste en el lavado del cadáver, amortajamiento, ceremonia religiosa –oración y honras fúnebres– y entierro. El cuerpo debe ser lavado siguiendo unas reglas específicas y luego secado y amortajado en tela blanca. La Tradición Profética recomienda utilizar tres paños blancos para el hombre y dos paños, más tres elementos complementarios, para la mujer, siempre nuevos y de tela normal y corriente. El cadáver se deposita directamente en la tierra, recostado sobre el lado derecho y con la cara dirigida a La Meca. El islam reprueba el embalsamamiento, la cremación e incluso las tumbas y monumentos funerarios. Los allegados pueden expresar su dolor, pero sin excesos. Es contrario a los preceptos de trasladar los restos mortales del difunto a otra ciudad, ya que es aconsejable enterrar a un musulmán en el cementerio de la ciudad donde murió.
Abraham Alonso en quo
02/09/2007
2ª versión completa 

Los funerales en el Islam

EL MOMENTO DE LA MUERTE (Óbito)

 En el momento inmediatamente posterior al óbito (o sea el último suspiro, que es cuando el alma abandona al cuerpo), después de pasados los primeros minutos de dolor por parte de los presentes, alguien de sus allegados deberá subir la mandíbula del fallecido, luego pasar la mano de arriba hacia abajo sobre sus ojos para cerrar sus párpados, y cubrir el cadáver con una prenda o trozo de tela.
Informar de su muerte.
Anunciarla lo más rápido posible de acuerdo a las formas y circunstancias del medio en que se vive, a través de diarios, radios o simplemente por medio de los miembros de la...

comunidad. Además, comunicar la muerte de manera oficial a las autoridades competentes  para así preservar los derechos del fallecido y  de sus herederos.
Es necesario conocer si el fallecido habría comunicado sus últimos deseos a su cónyuge o a sus hijos o a cualquier otra persona de su conocimiento, referente  a su entierro o a cualquier otra diligencia  a realizar. Todo tipo de deseo factible de cumplir no estando en contra de los principios islámicos, deberá intentar realizarse, por ejemplo ser enterrado al lado de sus parientes, si ellos están inhumados en el cementerio de la ciudad donde este murió. Trasladar el féretro hasta otra ciudad, va en contra  de nuestros preceptos,  por lo tanto es aconsejable enterrar a un musulmán en el cementerio de la localidad donde murió. Hacer de su tumba un monumento tampoco es aprobado, ni construir una mezquita  o algo fastuoso sobre ella.
PREPARATIVOS PARA EL ENTIERRO
Obtenido el certificado de defunción y el permiso de inhumación, se procederá a preparar al fallecido según el ritual islámico, que consiste en:
 
  • Bañar al fallecido (Gusul)
  • Amortajarlo (Takfín)
  • La ceremonia religiosa: Oración fúnebre y honras.
  • Sepultarlo.
 LA ABLUCIÓN FUNERAL (GUSUL)
 
Bañar al fallecido antes de proceder a amortajarlo y enterrarlo es un precepto islámico, y el realizarlo es una obligación de la comunidad (Fard Kifaia), es decir, si alguien de la comunidad lo cumple, el resto quedará exento. El objetivo del baño es hacerlo presentable ante aquellos que lo despedirán. No obstante, siendo un hecho ritual, tendrá que seguir las reglas islámicas que se enumeran a continuación.
¿Quién deberá ocuparse del bañado?
Es preferible que la comunidad musulmana tenga su funeraria propia, así pues, encomendar el proceso del entierro a una entidad conocedora de las reglas del bañado, del amortajamiento, y del entierro, evita las iniciativas inadecuadas e inoportunas. No obstante, dada la simplicidad de la tarea, cualquier musulmán puede hacerse cargo del funeral, siempre y cuando reúna las siguientes condiciones:
 
  • Ser una persona digna de confianza (para no revelar lo que viera de las intimidades físicas del fallecido).
  • Ser del mismo sexo del fallecido (excepción hecha para el cónyuge y para los de corta edad).
  • Ser conocedor de las reglas rituales fúnebres.
Si  esta persona es de los familiares más cercanos tendrá prioridad sobre los demás. En todo caso quien baña a un difunto será bien remunerado por Dios. Así el Profeta Muhammad (PyB) dijo:
Quién bañe a un difunto y guarde sus secretos, Dios le perdonará y bendecirá.
¿Cómo se realiza el baño ritual?
Es preferible que la persona encargada de la ablución fúnebre, se haya hecho una ablución previa, así estará física y psíquicamente en condiciones de realizar el baño.
 
Se comienza diciendo: BISMILLAH UA ‘ALA MILLATI  RASULILLAH
(En el nombre de Dios, y acorde a las enseñanzas de Su Mensajero)

Luego se cubrirá el cadáver con una prenda o trozo de tela y se lo despojará de sus ropas.
Durante todo el proceso del lavado, quién bañe, procurará no dejar al descubierto ninguna parte del cadáver, si no fuese necesario, para cumplir con la tarea.
El baño consiste en duchar y limpiar el cadáver, hacerle la ablución menor (Udú) y secarlo con una tohalla limpia.
Se procede al baño propiamente dicho, comenzando con un presión con las palmas de las manos (enguantadas) sobre el estómago del fallecido, para provocar la evacuación de los excrementos retenidos en el último tramo del intestino. Se limpia la zona con agua y jabón, luego se limpia todo el cuerpo (con agua y jabón) como en cualquier baño. Se podrá repetir este procedimiento tantas veces sea necesario, para la buena limpieza.
Luego se procede al Udú - ablución normal - ( es la ablución que se realiza antes de las oraciones), pero sin necesidad de enjuagar la boca ni la nariz.
Por último se ducha el cadáver con agua de arriba hacia abajo, comenzando con dejar escurrir abundante agua sobre la cabeza, luego sobre el lado derecho del cuerpo y por último sobre el lado izquierdo. Se seca el cuerpo, se peina el cabello y se perfuman ambos.
EL  AMORTAJAMIENTO
 
Recordemos que amortajar a un musulmán es Fard Kifaia (deber de la comunidad).
Quien lo realiza exime al resto de hacerlo. La mortaja es simplemente una prenda o trozo de tela de extensión suficiente para envolver todo el cadáver, preferentemente de color blanco.
La Tradición Profética, recomienda utilizar tres paños blancos (sudarios), uno tras otro, para el hombre y, dos paños más tres elementos complementarios para la mujer (que veremos más adelante). Pero advierte contra el encarecimiento y la ornamentación. Estos paños, además de ser nuevos, serán de tela normal y corriente (no serán de seda ni cualquier otro tejido costoso).
CÓMO DEBERÁ AMORTAJARSE A UN HOMBRE
a) Se extienden los paños o sudarios unos sobre el otro, de modo que el primero en extenderse de ellos, sea el más amplio.
b) Se traslada el cadáver (recién bañado) cubierto con una tela, hasta donde están extendidos los paños y se lo deposita sobre ellos.
c) Se comienza doblando el paño superior, cubriendo la parte del cuerpo del lado derecho, luego se dobla el resto del paño sobre la izquierda del cuerpo, de modo que éste quede cubierto con el primer paño. Se realiza el mismo procedimiento con los restantes paños, hasta completar los tres.
CÓMO DEBE SER EL AMORTAJAMIENTO DE UNA MUJER
Recordemos que deberán usarse en la medida posible cinco elementos, para el caso de una mujer, que están compuestos por:
  • Una pollera o trozo de tela que ceñirá sus muslos.
  • Una camisa larga o camisola.
  • Un velo que cubrirá su cabeza y dos paños que cubrirán el cadáver, los que se atarán al cuerpo, y  soltarán sus ataduras en la tumba (de forma similar a la del hombre).
 
Terminada la tarea, se deposita el cadáver dentro de un féretro, para facilitar su traslado hasta el cementerio. Es aconsejable que el ataúd sea simple, con el fin de no agobiar a los familiares del fallecido con gastos innecesarios, y al mismo tiempo, sea lo suficientemente fuerte para ser reutilizado con otros fallecidos. Estando en países no islámicos, donde existen normas y legislaciones que obligan a mantener el cadáver 24 horas antes de sepultarlo (por ejemplo Argentina), no es  impedimento aprovechar la ocasión para escuchar un sermón, o un comentario que nos haga recordar sobre los deberes ante Allah y ante el prójimo. Tampoco es desaconsejable leer ó escuchar la recitación del Sagrado Corán. Es decir, aprovechar el tiempo comprendido entre el amortajamiento y el entierro, (si bien no es ningún precepto ni tradición islámica, simplemente es llenar un tiempo obligado con algo útil)
en  lugar de dar rienda suelta a bullicios o conversaciones impropias  del momento.
Nota: en el caso de muertes a raíz de grandes catástrofes, epidemias, etc. y no disponerse de sudarios suficientes, se amortajarán dos o más muertos con un solo sudario y se podrán también enterrar en una misma tumba. Tal lo ocurrido con los creyentes caídos en la batalla de Uhud -Allah se complazca de ellos-.
Antes de finalizar, advertimos sobre el uso de velas o cirios alrededor del cadáver, ya que esto no es costumbre islámica.
LA PLEGARIA FÚNEBRE y otras oraciones
LA INHUMACIÓN El suelo o tierra del cementerio es la morada natural de nuestros fallecidos. En la tierra se completa el ciclo vital del hombre, al que el Corán cita en el versículo 20/55:
“De ella (LA TIERRA) os creamos, a ella  os retornaremos y de ella os haremos surgir otra vez”.







  La incineración del cadáver no es aprobada por ninguna escuela jurídica islámica.
Las bóvedas, mezquitas-tumbas, tumbas monumentales, son desaprobadas en el Islam.
Asimismo, enterrar a un musulmán con ataúd o con elementos de valor es reprobable.
La filosofía que hay detrás de todas las limitaciones mencionadas anteriormente,  evidencia que el Islam nos orienta siempre hacia lo práctico y útil, y que los recursos de la tierra deberán ser destinados al bien común, es decir a los vivos, a los que la necesitan para seguir en el camino de la supervivencia. Todo gasto innecesario para los muertos perjudica a los vivos. Cada palmo de tierra dedicado innecesariamente a un muerto perjudica a los vivos. Donde encontraríamos un lugar en la tierra para vivir, si hubiésemos hecho de la superficie de la tierra un bosque de tumbas monumentales.
La tumba para los musulmanes es una morada funcional, en ella se protege al cadáver de toda agresión externa, hasta que sea absorbido  por la misma tierra.
 
MODO DE EFECTUAR LA INHUMACIÓN
 
Trasladado hasta el borde de la tumba, se retira del ataud el cadáver amortajado   y se procede al entierro propiamente dicho.
La tumba será abierta en sentido perpendicular a la Qibla, con una profundidad suficiente para proteger al cuerpo de cualquier intento de profanación o exhumación criminal.
Ver figura:







 
  La excavación deberá tener por lo menos una profundidad de 1,45 metros, y un ancho y largo lo suficiente para que el cadáver quede extendido horizontalmente  e inclinado levemente, sobre la pared más cercana a la Qibla. Esta es la forma tradicional y más utilizada en Occidente (figura a). También se puede realizar un corte (Shaq) longitudinal en el fondo de la tumba sobre la pared más cercana a la Qibla, según muestra la figura b, tal lo realizado en la tumba del Profeta Muhammad (PyB) debiéndose  reforzar estas paredes para evitar su derrumbe.
Retirado el cadáver del ataúd y recogido por uno o dos hombres que hayan bajado previamente  en ella, se introduce en la tumba o en la hendidura, de la forma más conveniente, haciendo que su cabeza quede inclinada a la derecha mirando hacia la Qibla. Luego de depositarlo, se soltarán los nudos de las cintas que ataban los sudarios, especialmente los que están a la altura de los pies.
 
 
 
Quien oriente el cadáver en ese momento, es aconsejable  que exprese BISMILLAH UA ‘ALA MILLATI RASULILLAH (En el nombre de Dios y acorde a las enseñanzas de su Mensajero).







Luego, se procede a tapar o cerrar con piedras o ladrillo. Se vierte la tierra hasta un palmo  sobre el nivel del suelo del cementerio.
Poner una lápida sobre la tumba no es reprobable si el propósito es marcar el lugar de la misma.
Es preferible que las personas encargadas de depositar el cadáver en la tumba sean
los amigos o familiares del fallecido.
Una vez finalizado el entierro se hace súplica por el difunto y por todos los difuntos
de los presentes. Es preferible que uno de los hijos anunciare la disposición de responder ante cualquier deuda documentada que su padre haya contraído en vida. Luego se dispone  junto con sus familiares más inmediatos a recibir el pésame de los asistentes (antes de salir el cementerio).
fuente original:  http://www.islamerica.org.ar/dofune1.html


    ¿TIRARLO AL AGUA SEGÚN EL RITO MUSULMAN?
¿DONDE DICE TIRARLO AL AGUA?
¿NO SERÁ QUE LOS QUE SE TIRÁN AL AGUA DEL MAR, SON LOS MARINERO MUERTOS EN ACTOS DE SERVICIOS?
¿DONDE SE HAN INFORMADOS LOS MILITARES NORTEAMERICANOS?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.