"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

martes, 20 de mayo de 2014

UNA NUBE SIN DENSIDAD E INVISIBLE PERO TENEBROSA, SOBRE NUESTRAS CABEZAS



UNA NUBE SIN DENSIDAD E INVISIBLE PERO TENEBROSA, SOBRE NUESTRAS CABEZAS
Por José Navajas Moreno
(Editor, escritor, filosofo Vital) 
La situacion clama al cielo


Cuando se Clama al Cielo, o ¡¡Clamar al Cielo!!, es una expresión que se cuela en la construcción de nuestro discurso, cuando nos referimos a algo gordo, importante y sin resolver, cuando creemos que la justicia humana no va a solucionar algo, o que afectándonos ese algo, ésta, (la justicia), ha dado un veredicto que creemos injusto, que chirria con nuestra conciencia, o que "ese algo gordo" ha sido tapado antes de que pudiera llegar a ser juzgado.


Cuando el asunto sin ser tan gordo sobrepasa lo superficial, cuando es de enjundia, también utilizamos la misma expresión para indicar que es absurdo, que supone el colmo, o que es injusto y merece reprobación e incluso condena. Literalmente "se llama al cielo" para que ejerza justicia, porque en la tierra no la va a haber.
Es un recurso de nuestra lengua que define muy bien un sentimiento o conjunto de sentimientos muy humanos y que hay que situar al margen de creencias religiosas o del proselitismo de alguna iglesia.

Y también un refrán muy definitorio dice:
 ¿A dónde va vicente? A donde va la gente. ¿A dónde va la gente? A donde va vicente.
He escrito Vicente en minúscula para resaltar la marcada diferencia existente entre la palabra del refrán y el nombre propio. Si alguno de mis lectores se llama Vicente, o tiene un familiar que se llame así, le hago notar que yo no inventé el refrán y que mi intención no es ofenderle, ni a él, ni a quienes así se llamen.


El refrán es conocidísimo en el mundo de habla española y suele acortarse diciendo sólo la primera parte: "¿A dónde va vicente?"
Hablemos del vicente del refrán. No piensa mucho, excepto para ver qué hacen y a dónde van los demás, y les sigue. Flota con la corriente, se deja llevar y sigue fielmente las consignas lanzadas desde los medios de comunicación o de instituciones de poder o religiosas y con predisposición se deja lavar el cerebro. Así es la vida para muchos. Por suerte o por desgracia, (yo estoy seguro de que por desgracia), el poder del grupo, de la masa, les determina todo, o casi todo. Se miran y se siguen, sin pensar en otra cosa que: "¿qué hacen los demás?"
Y a los que no actuamos así, que no somos ni queremos ser un vicente más, nos dicen que "nos han comido el coco". Bueno, … también hay un refrán que dice: "a los locos hay que darles la razón", así que, sin llegar a tanto, pensemos, meditemos, discernamos … y lo probable es que seamos más felices, contribuyamos a construir una sociedad que no sea tan injusta y asquerosa como en la que vivimos y tengamos nuestras conciencias tranquilas, dejando de ser "uno más de los vicentes".
Hago estas reflexiones para referirme a dos asuntos muy dolorosos, que tienen el mismo origen, y que cuando los hablo con unos y con otros, vicentes o no, que se sitúan en lo "políticamente correcto" de uno u otro bando, o de "vicentes seguidores de dogmas religiosos", me miran como decía en el párrafo anterior: "como al loco al que hay que darle la razón". Pero es que "a mi edad" y habiendo procurado durante toda mi vida situarme en la libertad, en la dignidad, en llegar al fondo de las cosas y en apartarme de las manipulaciones marcadas por poderes e instituciones, no es precisamente este, (me refiero al momento, a la coyuntura que estamos viviendo), un momento para callar, aunque al hablar (en este caso es escribir) se entre en un barrizal y en consecuencia se manche uno de barro. Pero si alguien saca algún beneficio de estas reflexiones, la recompensa habrá sido bastante. El barro se limpia con una ducha y la ropa en la lavadora.


Claman al Cielo las causas que provocan la mal llamada violencia machista, o violencia de género, a la que interesadamente le han dado ese nombre, pero que con esas palabras definen mal y tangencialmente el problema. La violencia se manifiesta y ejerce de muchas formas y a la que voy a...
referirme, esa, la que llaman machista o de género, es el iceberg de muchas violencias, de muchos incumplimientos, de muchas traiciones y de un problema humano que provoca casi tantos suicidios como muertes. Y además mucho dolor, proyectos de vida truncados (hijos, padres, familiares cercanos) y que por añadidura, influye negativamente sobre toda la sociedad.
Clama al Cielo la banalización, el desprecio, la minusvaloración, …, con que las sociedades que se llaman a sí mismas avanzadas, y la nuestra entre ellas, tratan un asunto tan grave como el aborto.


Y como consecuencia de todo ello, el número de los que se practican anualmente ha subido a cotas alarmantes. Una sociedad, la española, que con 46 millones de habitantes provoca 120.000 abortos al año, es una sociedad enferma. Ahora, el método que la ciencia llama empírico, demuestra que la vida humana se instala en el embrión (óvulo fecundado por un espermatozoide) cuando este se divide en 8 partes, a las 72 horas de la concepción.
—(Quiénes quieran investigar más al respecto, que busquen en los hallazgos obtenidos a través de hipnosis, cuando a quienes se la realizan, son llevados al instante en que ocuparon el útero de la madre, y explican lo que sintieron desde ese momento, hasta la hora del parto) —
Ahora, insisto, ya no hay razones para escudarse en teorías y sofismas sobre cuando hay vida humana y cuando no, … y hay que llamar a las cosas por su nombre. Un aborto libremente elegido, sin que haya causas médicas fuertes que lo justifiquen, es el asesinato de un ser humano.
Dicho esto, sería simplista quedarse en la coincidencia entre los postulados que defienden tanto la iglesia católica como los "políticamente correctos" de la derecha, con lo dicho hasta ahora en este artículo, y con lo que queda por decir, y para que nadie se confunda, e invitando a que mediten y profundicen, hago unas reflexiones para aclarar que es grande la distancia que separa el argumento central de este artículo y las creencias, que no llegan a sentimientos y argumentos, de esos grupos.
Tenemos concepciones divergentes sobre cómo articular la sociedad. La jerarquización (peor si se ha institucionalizado), la libertad, la igualdad de oportunidades, la dignidad humana, la democracia, … la vemos de forma distinta.
Y los privilegios, que unos creemos que deben desaparecer y otros que sean reforzados, nos distancian (en concepciones, que no en lo personal), aún más.
Vivimos en una sociedad que debiera ser laica porque así lo decidimos al votar una constitución que así define las reglas de juego, las normas de convivencia, pero los privilegios para instituciones e individuos existen, y ahora se acrecientan.
A la iglesia no le corresponde ningún liderazgo social que no sea sobre sus fieles, y pueda hacer el proselitismo que considere oportuno, según sus posicionamientos filosóficos, morales, teológicos, políticos, … pero autofinanciándolo con los medios que le sean propios, o que le den sus prosélitos, no con lo de todos.

Pero le han concedido unos privilegios (en educación, por ejemplo), también en otras muchas parcelas de la vida, y en el reparto del gasto social en los presupuestos generales del Estado, que también Claman al Cielo, por injustos.


Si hablamos de sexo, o de prácticas sexuales entre humanos, que al entenderse mal y utilizarse peor, son por desgracia el motor, u ojo del huracán que provoca tanto la violencia que llaman machista como el aborto, también hay diferencias notables.
Su ética o su moral les lleva a tratar de encorsetar la libertad del Ser Humano.
La sexualidad hay que vivirla libremente, aunque sin traicionar acuerdos, compromisos, contratos, … sin dañar a otros, sin causar dolor y sin embarazos no deseados.
Sólo el Ser Humano, entre todos los seres vivos sobre la Tierra, tiene atributos y es capaz de practicar una sexualidad alejada del instinto animal, … de la fornicación para la procreación. El goce compartido, la manifestación de cariño, de amor, ... —(que no es sólo para la
procreación)—, son una enorme "carga de dignidad" en las relaciones sexuales entre humanos.
Cuando la sexualidad se reprime, esa carencia trae como consecuencia traumas y conflictos mentales y de personalidad (lo dice la ciencia), … algo que bien diseñado, también es una estrategia utilizada desde hace siglos: "crea traumas mentales y miedos individuales, y tendrás una sociedad colectivamente traumatizada y fácilmente manipulable". De hecho, el porcentaje más alto de pederastia, homosexualidad y actitudes irregulares de personalidad, se dan entre el sacerdocio, en los colegios que dirigen, en conventos y en monasterios.
No comparto la censura de los preservativos como método anticonceptivo, ni la de otros métodos que también lo son, siempre que no dañen la salud de quien los utilice, —(la medicina explica que la píldora del día después es un "chute hormonal", muy peligroso para la mujer)—, ni comparto una sexualidad encorsetada que si se practica fuera de los cauces marcados por ellos y según sus postulados, llevaría a lo que llaman "pecado" y a la condena.
La sexualidad es sinónimo de libertad, de respeto, de dignidad, de goce compartido, … pero alejada del animalismo, de causar daño o dolor a nadie, sin provocar situaciones que lleven a la violencia, y a embarazos indeseados.
Para no hacer estas explicaciones más largas, no estoy en contra del divorcio, ni de otras prohibiciones utilizadas por la iglesia y por los "políticamente correctos de uno de los lados". Esas acciones prohibidas no causan violencia, ni muertes, ni abortos.
Procede preguntarse ahora: ¿Por qué tanto libertinaje, (que no libertad), en las relaciones sexuales? ¿Por qué tanto incumplimiento de los compromisos de pareja? ¿Por qué tanta promiscuidad? ¿Por qué tanto aborto? ¿Por qué tanto dolor y tanta violencia? Es fácil, es la estrategia del "divide y vencerás".
En una argumentación genérica, sólo hay que mirar un poco para atrás para comprobar que los individuos hemos encontrado refugio, apoyo, amor, … en la familia. En cualquier lugar del Planeta y en cualquier cultura.
El poder, el Sistema de Control, necesitaba cargarse ese último reducto de armonía y confianza humanas, y en eso están. Hay que reconocer que en las sociedades avanzadas casi que lo han conseguido. Sólo hay que ver un poco de televisión para confirmarlo.
Cuando los "políticamente correctos" del otro lado, que dicen de sí mismos que son de izquierdas o progresistas, que tienen un concepto de la organización social más igualitaria y que es donde me encuentro
políticamente más cómodo, (yo luché por una sociedad más libre y justa), defienden el aborto como un derecho de la mujer y callan ante la mal llamada violencia de género, sin profundizar ni denunciar las causas que la provocan, no son progresistas, no toman postura ni se plantan para traer progreso a la humanidad, son vicentes, pero del lado izquierdo.
Utilizan el aborto como posicionamiento diferenciador y como estrategia electoral, repiten hasta la saciedad eso de "nosotras parimos, nosotras decidimos", y eso en mi, y en muchísima gente más, causa tristeza, mucha tristeza, hasta herir nuestra dignidad e inteligencia y provocarnos nauseas.
Hablan de que es el aborto un derecho exclusivo de la mujer, del derecho a decidir sobre su propio cuerpo y lo repiten en todos los medios y manifestaciones. Un sofisma más.
¿Por qué una afirmación tan parcial? ¿Quién la ha promovido, por qué y para qué?. Ya me he referido a ello en un párrafo anterior al hablar sobre la estrategia para la destrucción de la familia.
En un aborto la mujer no está decidiendo solamente sobre su propio cuerpo, sino también sobre otro en gestación, pero con Vida Humana que Siente y que Tendrá Recuerdos (en mayúsculas a propósito), desde que el embrión lo forman 8 células.
La decisión debiera ser mucho más compleja de lo que afirman y predican. Conscientemente o inconscientemente se matará a un ser humano si decide abortar. ¡¡No hay derecho a eso!!, pero a lo que si se tiene derecho … y obligación, es a estar informados para evitar embarazos no deseados y actuar en consecuencia.
A los apologetas del libertinaje sexual, a los buscadores del "polvo robao", a los coleccionistas de relaciones de un rato o de una noche, invitarles a que piensen, a que valoren, si eso no es una sexualidad instintiva alejada de los valores humanos y cercana al animalismo, que puede haberles capturado como una droga adictiva, que como todas las drogas, lo que hacen es distanciar al Ser Humano de su dignidad individual, que forma parte de una dignidad humana mayor que es la colectiva, y la que interesa destruir.
Los calentones, que no son exclusivos de unos pocos, se quitan con una ducha y con fuerza mental.
Hay que respetar los acuerdos y pactos hasta que en común se decida deshacerlos. En la vida todo tiene un orden, y cuando a una pareja se le acaba la vida, lo mejor es romperla, pero ha de hacerse con la inteligencia y valores que nos corresponden a los humanos, y que no sea nunca por una promiscuidad alocada, porque entonces los daños colaterales producidos a terceros, (una forma de violencia), hijos si los hay, u otros familiares, crean

mucho dolor y sufrimiento, y acaban a veces en lo que "mal llaman" violencia machista, o violencia de género. Repito que la violencia se ejerce y manifiesta de muchas formas, no sólo es la física, … que todas causan dolor, y que hay cosas, asuntos, situaciones, que "Claman al Cielo" porque en las sociedades humanas no somos capaces de resolverlas.


La argumentación racional para dar cobertura a estas actitudes vitales son tan flojas, que casi no vale la pena comentarlas, pero para que no se echen en falta, ahí van algunas.
Como decía antes, sobre el aborto pregonan en estos días un eslogan: "nosotras parimos, nosotras decidimos". También se nos podría ocurrir, decir que: "nosotras conducimos, nosotras decidimos". ¿Qué pasaría si llegáramos a eso?.
Ahora pregúntate: ¿de verdad que quieres sumar tu acción a la escalofriante cifra de 120.000 abortos anuales? ¿hay causas de salud, o de supervivencia de madre o de hijo que lo justifiquen? En cualquier caso, ¿por qué no evitaste el embarazo?. Hay información suficiente para ello, búscala, demanda que te la den y que se la den a otros.
Cualquiera entiende:
 Que el tráfico hay que regularlo y que un semáforo en rojo obliga a detenerse. Si no lo respetamos y continuamos nuestra marcha, provocaremos un accidente, habrá dolor, heridas, muerte …La nuestra o la de otros, y repercutiremos ese dolor en la sociedad: familiares, hospitales, trabajo …
 Que algo tan aparentemente simple como la obligación de llevar casco cuando se utiliza una moto o una bicicleta, lo entendemos. No se trata sólo de que alguien tenga una fractura craneal o no, es que si la tiene, su recuperación, si es que puede haberla, influirá en todos. Y lo más importante, habrá causado dolor y sufrimiento.
 Todos aceptamos que en estas sociedades avanzadas no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano. Las ciudades sin ley, la justicia del más fuerte, del más rápido, del que más pistoleros puede contratar, que nos describen tanto la literatura como el cine ambientado en aquella sociedad del oeste americano, son de aquella época y que aquí y ahora, por suerte, no es posible.
Y si entendemos esos ejemplos, y son casi infinitos, ¿cómo podemos pretender liberalizar asesinatos masivos?
¡Son tantas las parcelas de la vida que requieren una regularización! …sobre todo si hay vidas en juego. ¿Cómo no se entiende eso?
Hay otro argumento utilizado también demasiado, que consiste en tratar de igualar en lo que a acciones de abortar toca, las posibilidades de ricos y pobres. Los ricos viajan a Londres y allí abortan y los pobres no pueden hacerlo. Yo pregunto: ¿acaso la lucha por la igualdad consiste en favorecer asesinatos, …en legalizar el aborto?
Los Seres Humanos tenemos la obligación de saber y recordar que amparados en coberturas legales, (las que en su momento determinaron los poderosos del lugar y la moda o costumbre interesada del mismo), se han asesinado o mutilado a millones de personas.
Recordemos la cruzada Cátara en la que con la cobertura legal del papado y los intereses de la realeza, asesinaron a miles de personas en el sur de Francia; o la inquisición (a la que llamaron santa) y a que lo largo de varios siglos asesinó y creó el terror en Europa; al pueblo kurdo; o al armenio; o a gitanos; o a comunistas; o a indios norteamericanos; o las ablaciones de clítoris en países de África; o las lapidaciones de mujeres; o los asesinatos en los campos de concentración nazis; o más recientemente en Israel, …y como el asesinato, la muerte de Seres Humanos han estado o están legalizados por el sistema que en cada momento haya correspondido.
Son ejemplos de cómo, con argumentos aparentemente sólidos, que en realidad han sido sofismas, la ley ha estado al servicio de unos intereses y en contra de los Seres Humanos.
Ahora, con el argumento de libertad para la mujer, (otro sofisma interesado), el trasfondo es romper la familia, y para lograrlo no importa asesinar a millones de Seres Humanos en gestación, todavía no nacidos.
La pretendida libertad de la mujer es la estrategia, el dolor es para todos.
Con información y pedagogía, los hechos enumerados en el párrafo anterior, nos parecen hoy inaceptables. Con información y pedagogía, los abortos se reducirían a los puramente necesarios, muchísimos menos de los 120.000 anuales que se realizan, y los que hubiera, si fueran justificados, no provocarían el daño en la conciencia individual y colectiva que causan los actuales.
Con información y pedagogía, todas las violencias que son consecuencia de las relaciones sexuales mal vividas, casi desaparecerían.
Y si no se hace eso, ¿dónde puede quedar la conciencia de los profesionales (médicos) que sean obligados a realizar abortos? Imagino que sólo algunos se auto invitarán voluntariamente a estos actos.

Por último, para que el título elegido para este artículo haya sido "una nube incorpórea e invisible, pero tenebrosa sobre nuestras cabezas", hay razones.


Por eso quiero exponer lo que explica la Física Cuántica cuando afirma que las leyes que la rigen, (energía de partículas elementales de la milésima parte de un átomo), son ajenas a las leyes de los objetos físicos.
Y sigue explicando (la Física Cuántica) con una didáctica filosófico-científica: …"que la relación entre el mundo interno de las personas, influye en lo que acontece en su entorno y altera la realidad, aunque no se perciba como la realidad física".

Las dos cuestiones expuestas, que CLAMAN AL CIELO, como tantas otras en una sociedad como en la que vivimos, generan una cantidad enorme de energía cuántica pero tóxica, que no vemos ni tocamos, pero que no podemos ignorar. ¿Las consecuencias … Llegarán.



José Navajas Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.