"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

domingo, 30 de septiembre de 2012

10 datos sobre (la realidad) de las profecías Mayas

Su visión del mundo, lo que profetizaban y la verdad en sus calendarios.
Todos hemos escuchado algo de las llamadas Profecías Mayas del Fin del Mundo para el 2012. La llegada de cataclismos globales o de despertares de conciencias impulsados por falsas ideas difundidas por seguidores de la onda New Age y el milenarismo que se han propagado invocando una transformación de la humanidad.
Según dicen sus pregoneros, sus dichos se basan en escrituras de la civilización Maya.

¿Los mayas profetizaban?: Sí, pero no sobre el Fin del Mundo, sino sobre los acontecimientos que les preocupaban como pueblo: guerras, epidemias, lluvias o sequías y eventos astronómicos, a decir del doctor Jesús Galindo, arqueoastrónomo e investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Como los excepcionales observadores del cielo que fueron, los mayas pronosticaron muchos fenómenos astronómicos, como los eclipses y los equinoccios, así como tránsitos planetarios, desde Venus hasta Saturno. Aunque simultáneamente los dotaban de significados místicos y religiosos. Así precisaron, por ejemplo, la recurrencia de los eclipses solares; establecieron en el Códice de Dresde una tabla de predicción de esos fenómenos que contiene 69 fechas que coinciden aproximadamente con eclipses solares y cubren un lapso de 33 años.

¿Los mayas creían en las profecías y en el destino? La cosmovisión maya del tiempo y el universo dependía de los dioses. Existían del día y la noche, pero también de los astros, de los números, del tiempo… para ellos los dioses crearon los calendarios que regían la vida y destinos de los mayas.

Los signos tienen una carga, al igual que los números, y dependiendo de cómo se vayan acoplando son días propicios o días aciagos. Y es que los dioses caminan sobre el espacio y dejan caer su carga, y en virtud de ello se repiten, más o menos, los mismos acontecimientos. Se trata de los mismos dioses que, en un determinado momento, coinciden una vez más. El tiempo maya es una secuencia de ciclos que inciden en la realidad”, explicó María del Carmen Valverde, coordinadora del Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM.

Aunque tenían varios calendarios, el adivinatorio o ritual es el Tzolkin que constaba de 260 días divididos en 20 meses de 13 días. Ambos número son sagrados: 20 es la base numérica del sistema matemático maya y 13 son las capas del cielo. Dependiendo en que día se nacía el sacerdote podía descifrar lo que le deparaba a la persona dependiendo de qué dioses y qué lugares ocupaban en esa fecha. 

¿Pronosticaron algún fenómeno astronómico para el 2012? Aunque no hay ningún acuerdo entre los especialistas en mayología, Jesús Galindo propone que más que hablar sobre algún fenómeno o eclipse relacionado con el equinoccio de invierno como se cree, probablemente pronosticaron el tránsito de Venus sobre el disco solar que ocurrió el pasado 5 de junio.

Galindo explicó que el Sol es el máximo objeto celeste relacionado con la divinidad entre las culturas de Mesoamérica, por lo que un fenómeno de este tipo implica un tratamiento especial en los pronósticos que los mayas labraban en las estelas de piedra que colocaban en sus ciudades o en las pinturas murales de sus edificios sagrados.

El arqueoastrónomo se basa en una pintura que analizó en un proyecto del Instituto de Investigaciones Estéticas en el edificio El Castillo en la última gran ciudad Maya: Mayapán, en la que se encuentran unos paneles solares con un personaje sobre el disco solar, por lo que se cree que lo que representan es el paso de Venus sobre el astro Rey, fenómeno que se repitió en 2012 y más que Fin del Mundo se trató de un pronóstico astronómico.

¿Existe otra evidencia física sobre algún evento en 2012 pronosticado por los mayas? Sí, se trata de la famosa estela de Tortuguero que se encontró en 1958 cubriendo una tumba al sur de Macuspana en Tabasco. El único vestigio que anticipa lo que algunos suponen que acontecerá el 23 de diciembre de 2012 (no el 21 como comúnmente se cree).

Se trata de una estela de piedra caliza labrada con cincel por el escriba Mon Aacan Kan Hotik Ahko que data de hace más de 1,600 años y aunque se encuentra rota dice: “Para el 13 katún, 4 Ahaw, 3 Kankin, desciende BolonYokté” lo que ocurrirá después se desconoce pues... los dos grifos que lo explican están dañados y son ilegibles.

El lapso que abarca la inscripción va del 8.15.16.0.5 –fecha maya equivalente al año 353 después de Cristo– al 13.0.0.0.0 4 Ahaw 3 Kankin –fecha que corresponde al 23 de diciembre de 2012.
¿Quién es Bolón Yokté? Bolon Yokté fue uno de los dioses que participó en el derrocamiento del dios L, cuando el mundo fue reordenado, cuando los mayas dejaron atrás las tinieblas y comenzaron una nueva era: 13.0.0.0.0, 4 Ahaw 8 Kumku, fecha que equivaldría al 13 de agosto del 3114 a.C. La figura del dios aparece en el llamado “vaso de los siete dioses”, en el que se inscribe un momento de la historia de la creación, que se encontró en Guatemala.

Los relatos míticos cuentan que Bolon Yokté era uno de los aliados para derrocar al dios L, que era un dios viejo, amante de la diosa lunar, pero incapaz de crear y dar movimiento al mundo. Al parecer, en su tiempo, el mundo estaba en penumbras. Al sublevarse contra L, Bolon Yokté le arroja tributos con guerra; lo desnudan y lo humillan, y a partir de ahí los dioses triunfantes ponen unos tronos de piedra en tres niveles: cielo, tierra e inframundo. Establecen la dimensión fundamental, apagan el fuego del mundo anterior y crean el fuego nuevo.

Otros estudiosos hacen interpretaciones distintas de lo que significa el nombre de Bolon Yokté. Algunos lo traducen como “nueve (dioses) de apoyo”, “dios de muchos pasos”, “árbol de nueve perros”, “árbol de muchas raíces”. Lo sitúan como un dios de cambio, de destrucción y de finales de periodo, pero esto tiene significado dentro de la cultura maya y no implica un Apocalipsis del Fin del Mundo.

¿Entonces sí hablaron del 23 de diciembre de 2012?: No exactamente. Los mayas establecieron el 13.0.0.0.0 4 Ahaw 3 Kankin como fecha en que termina la Cuenta Larga, es decir, el registro diario e ininterrumpido del tiempo transcurrido desde la creación del universo maya en el 4 Ajaw 8 Kumku (13 de agosto del 3114 a.C.). Gracias al desciframiento de la Cuenta Larga, fue posible leer las fechas registradas en las estelas de las ciudades mayas y determinar su antigüedad, así como el momento exacto en que fueron hechas.

El epigrafista inglés Eric Thompson fue quien estableció las correlaciones entre los sistemas de calendario Maya y occidental, junto con los investigadores Goodman y Martínez.

Así se sabe que el inicio de la cuenta del tiempo por los mayas llamada Fecha Era corresponde con el año 3,114 antes de Cristo y el final de la Cuenta Larga con el 23 de diciembre de 2012.

¿De dónde sacaron el 21 de diciembre? El epigrafista Guillermo Bernal explicó que una correlación previa del propio Thompson marcaba la fecha del 21, pero él mismo la corrigió.

"Aunque los autores esotéricos no lo saben, están aceptando una correlación previa de Thompson que es de dos días más temprana y que se quedó fosilizada en algunos textos y por eso hablan del 21 de diciembre”, asegura Bernal.

¿Qué tan seguro es que los mayas pronosticaron ? Ese es el problema o la gran pregunta vigente hasta hoy día. El doctor Bernal reconoce que uno de los principales problemas de los estudios sobre los mayas, básicamente de su calendario, fue precisamente el de la equivalencia con nuestro sistema calendárico: hallar el factor de correlación.

Para el arqueoastrónomo Jesús Galindo, el problema calendárico es que como cualquier producto cultural es relativo al grupo que lo crea. Es la representación de algún objeto en el cielo, porque es el único referente con la regularidad suficiente para seguir un ritmo constante y continuo el transcurrir del tiempo. Hay más correlaciones propuestas a partir de eventos astronómicos, pero también podrían establecerse a partir de hechos históricos.

¿Cuál es el misterio del 13.0.0.0.0? Desde la cosmovisión Maya sería el aniversario de la creación del Universo, en palabras de Bernal. Además de ser un número hermoso desde el punto de vista mesoamericano, equivalente al año 2000 en Occidente, pero no se señala nada particular si se termina comienza de nuevo, al siguiente día comenzará de nuevo la cuenta, asevera Galindo.

¿Entonces qué significan las profecías? Se habla mucho de profecías debido a que todos los textos históricos e esta cultura, como son los Libros del Chilam Balam, el Popol Vuh y otros, que fueron escritos después de la Conquista por miembros de esta etnia en su propia lengua, aunque en alfabeto latino, recogen la tradición maya y, efectivamente, hablan de profecías, explicaóValverde. Pero hablan de profecías porque hablan de historia. Y puesto que ellos tienen una visión cíclica del tiempo, al escribir historia también están escribiendo una profecía, pues ellos estaban seguros de que todos los ciclos se repetían. Todo esto no significa que estuvieran presagiando nada, sino que su concepción cíclica implicaba, desde su óptica, que los ciclos volverían, y no porque fueran algo así como clarividentes, sino que así concebían la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.