"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Hombre mirando al sudeste

 "Yo no quiero que me cure; quiero que me entienda"
(Rantés al Dr. Denis)

Sinopsis:
En un hospital psiquiátrico aparece un día Rantés (Hugo Soto), un tipo que dice ser un mensajero de otro planeta que vino a investigar la "estupidez humana", pero el Dr. Julio Denis (Lorenzo Quinteros) se muestra escéptico sobre esta historia y creo que la gente de la época, que es simplemente un convicto que huye de la ley. Durante las sesiones de tratamiento, en la que el paciente se mantiene firme en sus declaraciones, el médico comienza a dudar de la observación de la curiosidad, pero él sabe que si acepta su versión se va a enojar.

 


 "Hombre mirando al sudeste" es una película argentina escrita y dirigida por Eliseo Subiela en 1986, con la cual se consolidaría en la realización cinematográfica.
Datos
País: Argentina
Año: 1986
Género: Drama/Ciencia Ficción
Duración: 105 minutos
Ficha técnica
Dirección: Eliseo Subiela
Producción: Luján Pflaum, Hugo E. Lauría
Guión: Eliseo Subiela
Música: Pedro Aznar
Fotografía: Ricardo de Angelis
Protagonistas: Lorenzo Quinteros, Hugo Soto, Inés Vernengo, Cristina Scaramuzza, Tomás Voth, David Edery, Rúbens Correa



Rantés le pregunta al Dr. Julio Denis, el psiquiatra protagonista:
- "... ¿dónde radica la magia de la música?, ¿en la maquinaria del instrumento?; ¿en el ingenio del que compuso la partitura?; ¿en el virtuosismo del músico que ejecuta la pieza?; ¿o tal vez en aquellos que escuchan la interpretación absortos y maravillados?..." 
“Quizás todos fuéramos eso: los hijos idiotas o locos de un padre al que, de cualquier manera, costaba mucho olvidar”. Con esta frase termina este filme, que – como señalamos anteriormente – comenzó con una dedicatoria que rezaba: “a la memoria de mi padre”. De esta...
manera tropezamos con un personaje omnipresente – y al mismo tiempo ausente – a lo largo de la película: el Padre. Una figura paterna contradictoria y hasta negada, que aparece en boca de Rantés (recordemos que él personifica a un Cristo) a la usanza del Dios Padre de los evangelios, y que otras veces remite a una supercomputadora que proyecta como holograma a su “enviado” con el objeto de redimir a la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.