"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Arzobispos, los políticos de Dios en la tierra

<em>Arzobispos, los políticos de Dios en la tierra</em>
Mariano Rajoy junto a Rouco Varela en una imagen de archivo.
        
MADRID // Carlos Osoro es nuevo arzobispo de Madrid en sustitución de Rouco Varela. Según consta en la página web de la Conferencia Episcopal son dieciséis los Arzobispos que posee la iglesia católica a lo largo de la geografía española. Un cargo usado en la historia reciente por la organización eclesiástica para influir en política y lograr que sus privilegios perduren y no desaparezcan con los vaivenes políticos y de la sociedad. Uno de los momentos clave en esa politización del discurso pastoral de la iglesia se produjo el 30 de diciembre de 2007, cuando en una multitudinaria misa en la plaza de Colón en Madrid  realizó una demostración de fuerza para intentar plegar al entonces presidente del gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, por las medidas sociales (matrimonio homosexual y aborto) que consideraban un ataque a la familia católica. Pero la curia arzobispal y cardenalicia no sólo ha usado actos multitudinarios para intentar influir en la vida pública que trasciende al cometido pastoral. La dureza con la que los dirigentes católicos se expresaron en aquellos días llegó incluso a la amenaza velada. Como en una tribuna de Carmelo Borobia Isasa, obispo auxiliar de Toledo, que aprovechó para, a través de unas palabras de Benedicto XVI, advertir de esta manera:
“Todo lo que contribuye a debilitar la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer lo que directa o indirectamente dificulta su disponibilidad para la acogida responsable de una nueva vida, lo que se opone a su derecho de ser la primera responsable de la educación de sus hijos es un impedimento objetivo para el camino de la paz”
Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 20.29.54
Tan sólo unos días después, el 30 de enero de 2008, una nota de la Conferencia Episcopal orientaba el voto contra el PSOE de Zapatero de cara a las elecciones del 9 de marzo. Así comenzaba el escrito:
“Los españoles hemos sido convocados a las urnas para el próximo 9 de marzo. Como en otras ocasiones semejantes, los Obispos ofrecemos a los católicos y a todos los que... deseen escucharnos algunas consideraciones que estimulen el ejercicio responsable del voto. Hablamos como pastores de la Iglesia que tienen la obligación y el derecho de orientar el discernimiento moral que es necesario hacer cuando se toman decisiones que han de contribuir al pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todos y a la promoción del bien común”.
La nota de los obispos conminaba a los católicos, y a los que quisieran escuchar, a votar en contra de las leyes que el ejecutivo del PSOE había llevado a cabo durante la legislatura. En ella advertían a los católicos que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana. El comunicado llegó incluso a criticar la negociación que el gobierno de Zapatero tuvo con ETA, a pesar de que jamás realizó comentario alguno durante las negociaciones de Aznar con la banda terrorista. Los obispos alertaron de que “una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político”. La virulencia con la que la curia de la Iglesia atacó al ejecutivo socialista dejó en evidencia la necesidad de los obispos de actuar en política cuando consideran que la moral católica no se encuentra suficientemente presente en la vida pública española. Algunas voces aseguran que con el nombramiento de Carlos Osoro como Arzobispo de Madrid, y de Ricardo Blázquez como presidente de la Conferencia Episcopal, se intenta seguir la estela -aparentemente renovadora- del Papa Francisco. Pero esas mismas voces no pueden olvidar la multitud de ocasiones en las que el arzobispado y sus cargos inferiores han salido a inmiscuirse de manera muy agresiva en cuestiones de la vida política y social.
En el año 2009, el Arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, en una homilía en la Catedral aprovechó para calificar el aborto como un genocidio silencioso. Denunció que la ley aprobada por el PSOE sobre el aborto ponía a los profesionales sanitarios en una situación muy similar a la de los oficiales de los campos de concentración nazis o a la de los soldados bajo el régimen de Stalin. Además, declaró que si una mujer aborta está otorgando a los varones una licencia absoluta para que el hombre abuse del cuerpo de la mujer. Declaraciones de este tipo son habituales en el obispo Juan Antonio Reig Pla, que incluso ha llegado a utilizar el altavoz de la televisión pública para pontificar sobre la vida que deben llevar los homosexuales y las leyes que les afectan. En una homilía retransmitida por La 2, en su programa “El día del señor”, se quejaba del ataque a la familia que suponían las leyes que permitían a los homosexuales contraer matrimonio “Lo mismo se aprobarán leyes que no aprueban o que no respetan la grandeza de lo que es el hombre y su diferencia sexual con lo que se llama mal llamada la transexualidad? ¡Tantas cosas que están pasando en España!”. La homilía, a pesar de que fue denunciada por colectivos de homosexuales, gays y transexuales, continúa en la web de TVE.
Los obispos y arzobispos que se suelen inmiscuir en los asuntos políticos han tenido menos interés en valorar los asuntos que atañen a la Iglesia. Un ejemplo es el del arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que al ser preguntado sobre el robo de bebés en el que estaban implicados numerosos miembros de la Iglesia que él representa minusvaloró el alcance del problema. El arzobispo pidió que para valorar esos hechos había que situarse en aquel momento y juzgar con criterios de aquel momento, además de aseverar que estaba seguro que no era algo general y sólo una cuestión puntual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.