"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

lunes, 23 de febrero de 2015

Según investigadores de la ONU, el ataque israelí que mató al soldado español Francisco J. Soria fue deliberado. El Gobierno español sigue en su intolerable silencio habitual

La FPNUL sospecha que Israel atacó deliberadamente a las fuerzas españolas de paz en El Líbano en la que murió el cabo español Fracisco J. Soria, por un proyectil de artillería de Israel tras el ataque de misiles de Hezbollah contra un convoy del ejército israelí. El solado español podría haber sido víctima del Protocolo Hannibal, la controvertida política israelí de impedir el secuestro de sus soldados.
Responsables de la ONU, citados por el diario libanés The Daily Star, señalan que Israel nunca intentó atacar a Hezbolá, sino que dirigió sus ataques de artillería directamente contra una torre de observación de la FPNUL matando al soldado Francisco Javier Soria Toledo.
La ONU cree que el ataque estuvo dirigido a “castigar” a los cascos azules por no impedir a Hezbolá atacar a... las fuerzas israelíes, aunque la fuerza de las Naciones Unidas, ligeramente armada, tiene como finalidad la de documentar los incidentes fronterizos, no impedirlos.
Según algunos oficiales de la FPNUL, están convencidos de que Israel atacó deliberadamente una de sus posiciones para "castigar" a las fuerzas de paz para no tomar más medidas contra las actividades de Hezbolá en el distrito de la frontera sur.
Ningún soldado israelí fue secuestrado el 28 de enero en el ataque de Hezbolá. Pero el bombardeo de represalia - una mezcla de proyectiles de mortero de 155 mm y proyectiles de artillería de fósforo blanco y explosivos -  era inusual cubriendo ambos lados de la Línea Azul en un arco de 3 kilómetros de la aldea de Ghajar hasta el pie de las colinas de Shebaa Farms.

A diferencia de los bombardeos de represalia pasados, que se dirigían a las fuentes de Hezbollah al norte de la Línea Azul, el bombardeo alrededor de Ghajar indica que los israelíes estaban tratando de golpear al escuadrón de Hezbollah al retirarse a territorio libanés con soldados cautivos.
Durante el bombardeo de Israel, la torre de observación de la posición de la FPNUL  Abbasieh, a 1 kilómetro al este de Ghajar, recibió el impacto directo de un proyectil de artillería, matando a Francisco Javier Soria Toledo.
"No podemos decir que se han equivocado... los impactos eran cada vez más y más cercanos y, finalmente, dieron en la posición española", dijo un oficial de la FPNUL, y agregó que la posición de la ONU había sido delimitada por proyectiles de artillería antes de que fuera golpeada.
Los combatientes de Hezbolá no fueron atacados, posiblemente porque Israel desconocía su paradero o incluso la posición desde la que los misiles fueron lanzados contra su convoy.
El Protocolo de Haníbal fue ideado a finales de 1980 en respuesta al secuestro de Hezbollah de dos soldados israelíes de Kounin cerca de Bint Jbeil en 1986. Israel tuvo que pagar un alto precio por el regreso de sus ciudadanos secuestrados. Los restos de los dos soldados fueron cambiados en 1996 para 45 detenidos de la prisión de Khiam y los cadáveres de 123 combatientes de la resistencia. La doctrina decreta que se deben tomar todas las medidas para asegurar que un soldado no termine en manos del enemigo, incluso si ha de morir en ello.

El ejército israelí aplicó el Protocolo de Haníbal en las horas posteriores a que Hezbolláh secuestrara a tres soldados de las Granjas de Shebaa, en octubre de 2000. Varios vehículos fueron atacados por helicópteros de combate alrededor de Shebaa, hiriendo a 20 civiles. El protocolo se invocó de nuevo el 12 de julio de 2006, después de Hezbollah le arrebató dos soldados desde el otro lado de la Línea Azul, cerca de Aita Shaab. Vehículos blindados cruzaron la Línea Azul en su persecución para caer en una emboscada mortal. Un total de ocho soldados muertos y dos más secuestrados. Ese día impulsó el gobierno israelí una escalada fronteriza que desembocó en una guerra.
En el caso de hace un mes, el ataque contra un convoy israelí fue la respuesta de Hezbolá a la muerte de seis de sus combatientes y un general iraní en un ataque aéreo israelí en los Altos del Golán 10 días antes. El equipo de Hezbollah, equipado con dos lanzadores de misiles antitanque Kornet, se emboscó por encima de la garganta del río Hasbani aproximadamente 1 kilómetro al sur de la aldea de Louaize. Se supone que el equipo estaba en el lugar desde hacía más de un día a la espera de un blanco. Ese objetivo llegó a las 11:30 de la mañana del 28 de enero, cuando un convoy de vehículos militares fue visto en dirección sur. La distancia entre el equipo de Hezbollah y el objetivo fue de más de 4,7 kilómetros, el extremo superior del rango de los 5,5 kilométros de los misiles Kornet.
El bombardeo de represalia israelí comenzó unos 20 minutos más tarde. El soldado español  fue asesinado poco después.
Andrea Tenenti, portavoz de la UNIFIL, dijo que la investigación sobre la muerte del cabo Soria estaba en curso y que los resultados pronto serían entregados a las autoridades libanesas e israelíes, así como a las Naciones Unidas en Nueva York.
Israel ha acusado reiteradamente a la FPNUL de no poner freno a las actividades militares de Hezbolá en la zona de la frontera sur. A finales de diciembre, el comandante de la FINUL Maj. Gen. Luciano Portolano declaró que las fuerzas de paz no tenían "ninguna evidencia" de armas de Hezbollah en el distrito fronterizo.
UNIFIL tiene una larga historia de sufrir bajas a manos de artillería y aviación israelí. Cuatro observadores de la ONU murieron en un ataque aéreo israelí contra su puesto en Jiam, en la guerra de 2006. Un observador francés de la ONU fue asesinado en 2005 al lado de las Granjas de Shebaa por un proyectil de un tanque israelí.
En 1996, siendo primer ministro Shimon Peres, Israel atacó un refugio de la ONU en Qana durante una operación contra el Líbano. Aquel ataque causó la muerte a 107 civiles. Una investigación posterior de la ONU señaló que era “improbable” que el ataque al refugio hubiera sido un “error”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.