"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

martes, 4 de junio de 2013

Annunaki... maestros, señores, en el sentido de gobernantes (VIDEO)

(Es algo trivial que existen cantidad de mitos locales relativos a variados temas entre los pueblos más o menos primitivos por todo el mundo. Aquí solo consideramos las últimas interpretaciones sobre los “dioses” transculturales relacionados en la historia humana como mitos, no reales.



También anotamos que las antiguas civilizaciones no llamaron a los Annunaki “dios”. Se referían a ellos como maestros, señores, en el sentido de gobernantes.)

Aquellos que todavía mantienen la interpretación mitológica están en una posición insostenible.

Se encuentran con que tienen que mantener que los mismos ciudadanos que, según ellos, crearon – o tuvieron visiones - a los dioses a través de sus primitivas imaginaciones y proyecciones precientíficas ingenuas como la personificación de las inmensas fuerzas naturales fueron los mismos primitivos que de algún modo supieron construir la asombrosa Pirámide de Gizeh; los que de algún modo extrajeron, cortaron y trasladaron al lugar las mil toneladas de piedra del “Templo” de Baalbek (una plataforma de lanzamiento de cohetes) que incluso nuestra moderna tecnología no puede ni intentar levantar; de algún modo sabían el gran ciclo precesional de los cielos, la existencia de los diez planetas de nuestro sistema solar y como se formó el mismo (documento: Enuma Elish)
Para escapar de este embarazoso dilema, algunos caen en la explicación de que “debería” haber existido una civilización aún más antigua, perdida ahora en el misterio del tiempo, cuya identidad no podemos conocer que “debieron” haber sido destruidos o declinaron - pero que de alguna manera dejaron la suficiente tecnología y sabiduría esparcidas para impulsar el comienzo de la primeras civilizaciones que conocemos.
Pero deben mantener esta interpretación enfrentándose a la clara declaración de los sumerios y la de todos los otros pueblos antiguos de que los dioses eran de carne y hueso de verdad, presentes delante de ellos, que les dieron la civilización.
La definición de que los lugares citados en las leyendas antiguas eran míticos ha sido gradualmente refutada empezando por el trabajo de Schliemann (un comerciante Alemán que se negó a creer que las ciudades antiguas legendarias fueran míticas y arriesgo su dinero para ir a Oriente Medio con mapas antiguos y excavar Troya, así abrió el sello del mito) y completadas con el re-descubrimiento de todas las ciudades antiguas y centros en todos los continentes.
Los hechos relacionados con los “dioses” de antaño y la tecnología que se les atribuía, considerados como mitos y leyendas primitivas, han sido refutados gradualmente, empezando con el descubrimiento de documentos en las ciudades más antiguas y reforzados por el descubrimiento de la gran biblioteca de Ashurbanipal en Ninive y la acumulación gradual de más de dos millones de objetos y documentos confirmando aquellos hechos con gran...
detalle. 
El descubrimiento de ooparts*, herramientas de alta tecnología, juguetes, artefactos, y tecnología junto con documentación de conocimientos científicos avanzados ostensiblemente fuera de lugar en ese tiempo junto con conocimiento astronómicos de todo el sistema solar más allá de nuestro conocimiento actual ha reforzado la negación de la interpretación mítica.

* oopart - objeto fuera de lugar en el tiempo y/o en el espacio, por ejemplo una televisión en una cueva prehistórica. No he encontrado una palabra en español para traducirlo - Nota del Traductor
La interpretación de los “dioses”, los mismos Anunnaki, como míticos, seres irreales (según los mitólogos académicos), Arquetipos Jungianos (Joseph Campbell) y su relegación a alucinaciones esquizofrénicas (Julian Jaynes) ha sido gradualmente refutada empezando con el reconocimiento de la realidad de los acontecimientos atribuidos a ellos; es posible descartar los argumentos a favor de su irrealidad en base a que las acciones atribuidas a ellos parecen fantásticas, gracias al desarrollo de nuestra tecnología (cohetes, rayos láser, radio comunicación, ingeniería genética, armas atómicas y de emisión de partículas) que repiten esas proezas.
Esta interpretación ha sido complementada más a fondo por las investigaciones y exploraciones pioneras ofrecidas por Von Daniken y completadas por las demostraciones brillantes y detalladas de Sitchin y Sir Laurence Gardner, el historiador y genealogista Ingles.
La interpretación mítica ha sido apoyada por las religiones porque reconocer a los Anunnaki como seres reales sería abrir la puerta a una interpretación radical de todo el fenómeno de la religión y poner en cuestión la identidad real de la deidad verdadera en el centro de su sistema de creencias. Gardner ha traído a la luz, sin embargo, el hecho de que existe una historia muy documentada, robusta que lleva de regreso a los Anunnaki, propiedad de la tradición heterodoxa del Cristianismo.
Esta tradición es la tildada de herética y perseguida de manera asesina por la Iglesia Romana antes y durante la Inquisición. No hubo Edad Oscura para esta tradición, solo para aquellos a los que la Iglesia quiso mantener en la oscuridad sobre la verdadera naturaleza de la historia humana.
Ahora que hemos empezado a caminar sobre la luna y a explorar el sistema solar y tenemos sondas viajando hacia las estrellas, la posibilidad de una civilización alienígena que llegue aquí se da por sentado y una viniendo de nuestro sistema solar sería algo trivial en vez de un mito irreal.
La “Mito-Información” después de doscientos años de fallos, aunque aun se esconda detrás mantenida en la Universidad, es un tema muerto.





La Esencia del Paradigma de Sitchin
Trabajando en base a los mismos descubrimientos arqueológicos, artefactos, y registros recuperados que los arqueólogos y lingüistas han utilizado durante doscientos años, Sitchin propone - prueba, en su opinión - que los Anunnaki (en Sumerio: “aquellos que bajaron desde el cielo”), una civilización avanzada del décimo planeta de nuestro sistema solar, amerizaron en el Golfo Pérsico alrededor de 432,000 años atrás, colonizaron el planeta, con el propósito de obtener grandes cantidades de oro.
Hace 250,000 años los documentos recuperados nos dicen que sus mineros del escalafón inferior se rebelaron en contra de las condiciones en las minas y los dirigentes Anunnaki decidieron crear una criatura que ocupara su lugar.
Enki, su científico jefe y Ninhursag la oficial medica jefe, después de resultados insatisfactorios recombinando los genes animales con los del homo-erectus, mezclaron sus genes Anunnaki con los del Homo-erectus y nos produjeron a nosotros, el homo sapiens, una especie dual genéticamente, para sus propios intereses como esclavos. Como éramos un híbrido no podíamos procrear. La demanda de trabajadores esclavos creció y fuimos manipulados genéticamente para poder reproducirnos.
Finalmente, fuimos tan numerosos que algunos de nosotros fuimos expulsados de los centros de las ciudades Anunnaki, gradualmente extendiéndonos sobre el planeta. Llegando a tener un stock genético estable y desarrollándonos más precozmente, quizás, que lo que los Anunnaki habían previsto, los Anunnaki empezaron a ser atraídos por los humanos sexualmente y de estas uniones nacieron niños.
Esto era inaceptable para la mayoría del alto consejo Anunnaki y se decidió eliminar la población humana mediante una inundación que era predecible cuando Nibiru, el décimo planeta de nuestro sistema solar y el hogar de origen de los Anunnaki, viniera al interior del sistema solar de nuevo (hace unos 12,500 años) en una de sus vueltas periódicas de 3600 años de duración.
Algunos humanos se salvaron gracias a la acción del Anunnaki, Enki, que simpatizaba con los humanos a los cuales él originalmente había creado genéticamente. Durante miles de años fuimos sus esclavos, sus trabajadores, sus sirvientes, sus soldados en las batallas políticas entre ellos mismos.
Los Anunnaki nos utilizaron para la construcción de sus palacios (proyectamos sobre estos la noción religiosa de templo actualmente), sus ciudades, sus explotaciones mineras y refinerías así como sus complejos astronómicos en todos los continentes.
Ellos se expandieron desde Mesopotamia a Egipto a la India y a América del Sur y Central y el sello de su presencia se puede hallar en los lugares más lejanos del planeta. 
Hace alrededor de 6000 años ellos, probablemente dándose cuenta de que su tiempo en el planeta llegaba a su fin, empezaron a dar gradualmente la independencia a los humanos. Sumer, una civilización humana, asombrosa, por su repentino origen y por su carácter maduro y avanzado en alto grado fue preparada bajo su tutelaje en Mesopotamia, los reyes humanos fueron inaugurados como intermediarios, jefes de las poblaciones humanas respondiendo ante los Anunnaki.
Algunos humanos fueron instruidos en tecnología, matemáticas, astronomía, artes avanzadas y en los modos de la sociedad civilizada. Las Civilizaciones elevadas de Egipto y Centroamérica surgieron.
Los Anunnaki se volvieron de alguna manera más lejanos a los humanos.
Alrededor del año 1250 AC habían entrado en la fase final de su desaparición. La población humana y los reyes dirigentes, ahora dejados a su suerte, empezaron a valerse por si mismos. Durante alrededor de tres mil años, consecuentemente, nosotros los humanos hemos estado atravesando una traumática transición hacia la independencia.
Las reclamaciones hechas por varios grupos de humanos que creían saber que deberíamos hacer para conseguir que los Anunnaki regresaran o cuando regresarían, perpetuaron los rituales de palacio y sociales aprendidos bajo los Anunnaki y en algunos casos el desacuerdo y la discordia irrumpió entre ellos.
La Religión, como la conocemos, se formó, centrada en el “dios” o los “dioses”, conocidos por los humanos claramente y sin ambigüedad quienes estuvieron en contacto con ellos como seres humanoides imperfectos de carne y hueso, ahora ausentes.
Fue solo mucho después que los Anunnaki fueron elevados finalmente a un carácter y estatus cósmico y, aun más tarde, mitificados debido a la lejanía en el tiempo.



¿Que prueba apoya la tesis de Sitchin? 

La prueba Astronómica
Una clave que sostiene el paradigma de Sitchin es la existencia, ahora o en el pasado, del décimo planeta en nuestro sistema solar, el planeta hogar de los Anunnaki con, sus características, tamaño, orbita, descritas, según ha demostrado Sitchin, en el texto del Enuma Elish y corroborado por Harrington.ombaugh descubrió Plutón en 1930. Cristie, del Observatorio Naval de Los EE.UU. descubrió Charon, luna de Plutón, en 1978.
Las características de Plutón deducidas de la naturaleza de Charon demostraron que debe haber un gran planeta no descubierto aun porque Plutón no pudo ser la causa de los residuos, los “bamboleos” de las rutas orbitales de Urano y Neptuno claramente identificables.
El IRAS (Satélite Astronómico de Infrarrojos), entre los años 83 y 84, obtuvo observaciones de un décimo planeta tan claras que uno de los astrónomos del proyecto dijo que “lo único que falta es darle un nombre” – con que propósito la información ha sido curiosamente guardada.
En 1992 Harrington y Van Flandern del Observatorio Naval, trabajando con toda la información que tenían a mano, publicaron sus descubrimientos y opinan que hay, de hecho, un décimo planeta, llegando incluso a llamarlo un planeta “intruso”. Andersen de JPL expresó después públicamente su convencimiento de que esto podría ser verificado en cualquier momento. 
La búsqueda se estrechó hacia los cielos del sur, por debajo de la eclíptica. Harrington invito a Sitchin, habiendo leído su libro y traducciones del Enuma Elish, a un encuentro en su oficina (video abajo) y ellos relacionaron los descubrimientos actuales con los registros antiguos y Harrington reconoció la precisión de los registros antiguos a la vez que indicaba donde podría estar ahora el décimo planeta en el sistema solar.

La Prueba Tecnológica 
Ooparts es el término usado para describir a los artefactos, juguetes, instrumentos, aparatos técnicos, descripciones y documentos a todas luces “fuera de lugar en el tiempo” que han salido a la luz a través de excavación arqueológica o descubrimiento. 
Casi cualquiera esta familiarizado, a través de los trabajos publicados o documentales, con las baterías de arcilla que aun contienen los electrodos del desierto Iraquí datadas del año 2500 a.C., la maqueta de un avión que podía volar sacada de una tumba de una pirámide, el sofisticado manejo de la piedra que requeriría las técnicas mas avanzadas que conocemos hoy en día, el corte preciso de bloques de piedra de 1000 toneladas en los cimientos de un templo que incluso nosotros no podríamos manejar, un friso en relieve antiguo del templo de Abydos que representa cohetes, aeroplanos e incluso un helicóptero, etc.
El “oopart” más reciente y más asombroso es el redescubrimiento del oro monoatómico hecho por David Hudson (los monoatómicos son superconductores a temperaturas ambiente, tienen propiedades antigravitatorios y están siendo investigados ahora solamente por la comunidad de físicos avanzados) el descubrimiento de Hudson, relacionado con la puesta en luz, por Gardner, del descubrimiento ocultado hecho por el Caballero Flinders Petrie en 1889 de una planta de procesamiento de oro en el monte Horeb, demuestra que los monoatómicos eran conocidos ya al menos hace 3000 años.
Hay también “ooparts” que datan, aparentemente, de millones de años atrás que requieren una interpretación y evaluación seria. En relación al propósito de este documento la atención esta centrada, sin embargo, en esa constelación de ooparts que datan de menos de 450,000 años atrás, el tiempo aproximado de la primera llegada de los Anunnaki a la Tierra, y principalmente en aquellos de las fechas de la primera “repentina” civilización, hace 6000 años. Hemos acumulado casi una enciclopedia de dichos ooparts.
Estos ooparts, emparejados con la evidencia de varias disciplinas y los documentos históricos indican que una civilización avanzada existió en aquellos tiempos que poseía una tecnología elevada y que esa civilización era de hecho la de los Anunnaki.
Sitchin no tiene ninguna duda sobre eso, toda la evidencia y el testimonio propio de los primeros humanos, indican que esa civilización era, verdaderamente, la de los Anunnaki.


La prueba Documental 
La prueba documental, por ejemplo la documentación histórica de la existencia y obras de los Anunnaki, ha sido accesible para nosotros desde los primeros años del siglo XIX. 
Las excavaciones de los lugares antiguos de Mesopotamia sacaron a la luz la asombrosa y avanzada civilización de Sumer y, con ella, miles de tablillas de arcilla conteniendo no solamente registros de comercio, matrimonios, acciones militares y cálculos astronómicos sino la historia misma de los Anunnaki. Esta claro a partir de estos registros que los Sumerios sabían que estos alienígenas eran seres reales de carne y hueso. 
Se descubrió que la biblioteca del soberano, Ashurbanipal, en Ninive se había derrumbado en un incendio y las tablillas de arcilla contenidas en ella se cocieron, conservándolas para nuestra lectura. Aun hasta hoy en día, más y más documentos son descubiertos.
Uno de los descubrimiento más impresionantes, y muy reciente, ha sido una habitación sellada de 9 pies por 6 pies (2.74 m por 1,83 m) en Sippar que contenía, dispuesta ordenadamente en estantes, un juego de 400 tablillas de cerámica que contenían un registro completo de la historia de aquellos tiempos antiguos, una especie de cápsula del tiempo.
De nuevo, la evidencia es tan abrumadora y fuerte que, si no fuera por aquellos con el poder suficiente para ocultarla, habría sido aceptada y nuestra visión del mundo habría cambiado hace un siglo o quizás antes.


La Prueba Genética

Los documentos recuperados sitúan el laboratorio de los Anunnaki donde los primeros humanos fueron producidos literalmente en el este de África Central justo sobre sus minas de oro.
Esto cae en el mapa precisamente donde la investigación del ADN mitocondrial “la búsqueda de Eva” sitúa a la primera mujer Homo-Sapiens sapiens y en el mismo marco temporal.
La prueba de la ingeniería genética avanzada esta toda ahí en los documentos antiguos. Nuestro rápido progreso desde nuestro origen hasta ir a Marte pronto, después de solo 250,000 años, no se corresponde con los periodos de millones de años de lento desarrollo evolutivo de otras especies como por ejemplo el homo erectus anterior a nosotros.
El paradigma HH muestra que los Creacionistas solo estaban la mitad de equivocados y los Evolucionistas solo la mitad de acertados:
Hubo una creación pero fue un proceso de ingeniería genética; hay un proceso evolucionista pero fue interrumpido en nuestro caso por los Anunnaki por sus propios intereses prácticos.
bibliotecapleyades.net

 Zecharia Sitchin: sus libros
  ¿Zecharia Sitchin fue un fraude?
 TRIBUTO A ZECHARIA SITCHIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.