"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

viernes, 31 de mayo de 2013

¿Profetizó esta piedra la muerte y resurrección de Cristo?

Jerusalén acoge la polémica Piedra del arcángel Gabriel, que divide a los expertos sobre la traducción de su texto, entre los que dicen que anuncia la muerte de Jesús y los que no.
Jerusalén/ ELPAIS

La Piedra de Gabriel. / [AUTFOTO]collection jeselsohn / bruce zuckerman
“¿Quién eres? Yo soy Gabriel”. Son palabras escritas en hebreo sobre una tabla de piedra, en la época del segundo templo de Jerusalén, hace más de 2.000 años, y encontradas durante la década pasada por unos beduinos en la zona del mar Muerto, en Jordania. Se trata, en esta zona, del artefacto arqueológico más importante desde los rollos bíblicos descubiertos entre 1947 y 1956, y se expone ahora y hasta enero en el Museo de Israel. Es fuente, además, de gran polémica, porque una sola línea, borrosa y difícil de leer, traducida de formas muy distintas, avanza o recoge para algunos estudiosos la muerte y resurrección de un mesías que puede ser Jesús de Nazaret.
Se trata de un artefacto insólito porque presenta un texto escrito con tinta sobre una roca, que, atendiendo a su superficie, permaneció siglos semihundida en el suelo, probablemente en una caverna o lugar cubierto. Sus 87 líneas, de las que solo se puede leer un 40%, narran la aparición del arcángel Gabriel a una figura humana, a la que le advierte de la...
destrucción de Jerusalén. “Pronto todas las naciones lucharán contra Jerusalén”, asevera. El segundo templo fue destruido por los romanos en el año 70 de la nueva era. Gabriel se identifica por nombre en tres ocasiones en el texto.
Ese arcángel aparece por primera vez en el Antiguo Testamento en el Libro de Daniel, de contenido apocalíptico. En el Evangelio de Lucas es el encargado de anunciarle a María que su hijo será Jesucristo. El Corán se refiere a él, con el nombre de Yibril, como la entidad celestial que le revela el verbo divino a Mahoma. En la nueva exposición en Jerusalén se muestran referencias al arcángel en antiguas ediciones de esos libros sagrados, desde una Biblia en hebreo manuscrita en Burgos en 1260 a un rollo del mar Muerto de hace dos milenios.
“En realidad, la roca es un rollo del mar Muerto pero sobre piedra. Sigue la misma técnica de escritura, de líneas y columnas, y también está confeccionado con tinta”, explica Adolfo Roitman, comisario de la exposición, titulada Yo soy Gabriel. “Es una muestra de que las palabras son eternas, frente a las ruinas de edificios de aquella época. La palabra se mantiene en el tiempo”.
Es, además, capaz de generar controversia inacabable. En este caso, por la línea número 80 de la piedra, incompleta. Habla de un plazo de tres días, y contiene una referencia al futuro. En 2007 el profesor y jefe de estudios bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén Israel Knohl se aventuró a avanzar una traducción: “En tres días vivirás”.
Aquello convulsionó el campo de los estudios bíblicos. ¿Existía un texto religioso posiblemente anterior a la era de Jesucristo que avanzaba el concepto de la resurrección de un mesías? ¿Contaban los primeros cristianos ya con un paradigma previo, que establecía que el hijo de Dios en la tierra resucitaría en un tercer día? ¿Acaso era el mesías y su regreso al mundo de los vivos parte de la tradición judía y el cristianismo la hizo suya?
En los años pasados ha habido investigaciones, simposios, debates e infinidad de artículos escritos sobre las tres palabras hebreas en la roca. Knohl ha cambiado de idea sobre la traducción. Ahora acepta otra, más literal: “En tres días el signo será dado”.
“Aun así, creo aún que el texto se refiere a una nueva alianza para el pueblo judío, un nuevo testamento para Israel”, explica Knohl a este diario. “En la piedra se habla de la liberación de Jerusalén, de tres días, de alguien que asciende al cielo. Gabriel dice luego que lleva a alguien al cielo, y eso se conecta de algún modo con la tradición mesiánica. Se puede entender como una fuente para la tradición cristiana”, añade.
La piedra la adquirió el anticuario Ghassan Rihani, que tenía tiendas en Jordania y Reino Unido. En este último país la compró el coleccionista suizo-israelí David Jeselsohn. La ha cedido ahora temporalmente al museo israelí.

“Manuscrito del Mar Muerto” en Piedra?

¿Predice la Antigua Piedra un Mesías Resucitado?

Fuente original:  Aquí
Indiana Jones, pasa a un  lado. Una antigua piedra hebrea fechada unas pocas décadas antes del nacimiento de Jesús repentinamente se ha convertido en el tema más candente entre arqueólogos. En una piedra de tres pies de altura están 87 líneas de palabras en hebreo, algunas de las cuales puede referirse a un Mesías quien moriría y se levantaría de nuevo tres días después.  La piedra catalogada “Revelación de Gabriel,” ha sido acuñada por un experto como un “manuscrito en piedra del Mar Muerto.”
Los estudiosos han comenzado el tedioso proceso de verificación de la fecha y autenticidad de la piedra. En el pasado, algunos estudiosos y algunas teorías de conspiración han saltado a la conclusión que encuentra que tales como el “Osario de Santiago” y la “Tumba de la Familia de Jesús” eran autenticas, solo para descubrir más tarde que eran falsificaciones o de valor histórico dudoso (ver, “La Tumba de la Familia de Jesús”)
Hasta el momento ningún estudioso esta argumentando que la piedra es una falsificación. Yuval Goren, un profesor de arqueología en la Universidad de Tel Aviv, quien ha presentado su investigación química de la piedra para evaluación por sus colegas en diarios, supone que la piedra es autentica.[1] Si se demuestra que es autentica, la piedra puede en realidad arrojar luz sobre la ubicación histórica para la resurrección de Jesús.
¿Existía durante el tiempo de Jesús la creencia entre judíos de que el Mesías moriría y se resucitaría de la muerte tres días después? Si así es, ¿Cómo sería este detalle profético diferente de las cientos de otras profecías hebreas con respecto al Mesías?  Los cristianos apuntan al cumplimiento de Jesús de estas antiguas profecías como evidencia de su posición de Mesías. (Ver, “¿Era Jesús un Impostor?”)
Pero los escépticos argumentan que las expectativas judías de un mesías quien moriría y se levantaría de nuevo puede haber proporcionado un motivo para Jesús y sus discípulos de inventar la historia de su muerte y resurrección. De hecho, algunos estudiosos no cristianos esperan que la piedra en realidad exponga la resurrección de Jesús como un engaño.
Israel Knohl, un profesor de estudios bíblicos en la Universidad Hebrea en Jerusalén, esta llevando la causa para probar que Jesús era un Mesías fraudulento. Knohl interpreta la línea 80 del texto como profético sobre un “Mesías sufrido quien se levantaría de la muerte.[2] Así, según Knohl, el concepto de un Mesías resucitado no sería único al pensamiento cristiano.
“Daniel Boyarin, un profesor de cultura talmúdica en la Universidad de California en Berkeley, dijo que la piedra era parte de un cuerpo creciente de evidencia sugiriendo que Jesús podría ser mejor entendido a través de una lectura de cerca de la historia judía de sus días.
Algunos cristianos lo encontrarían chocante- un desafío a la singularidad de su teología[3] mientras que otros serían confortados con la idea de que proviene de la tradición judía,’ dijo él.”[4]
Pero antes de que evaluemos si la piedra arroja alguna luz en la afirmación cristiana de que Jesús resucitó de la muerte, veamos los hechos con respecto a este antiguo hallazgo.
 

“Manuscrito del Mar Muerto” en Piedra?

Comprobando Los Hechos.

  1. La piedra fue descubierta hace diez años en Jordania.
  2. Un coleccionista sueco-israelí la mantuvo en su hogar Zúrich después de comprarla de un comerciante de antigüedades jordano.
  3. Tiene dos columnas ordenadas de letras hebreas escritas en tinta en 87 líneas.
  4. Los expertos fecharon la piedra cerca del primer siglo a.C, décadas antes de Cristo.
  5. Dos estudiosos israelíes publicaron un análisis de la piedra hace un año.
  6. La piedra esta rota y algo de la tinta esta descolorida, haciéndolo difícil de leer.
  7. El mensaje ha sido llamado, “la Revelación de Gabriel,” y utiliza la escritura del Antiguo Testamento de profetas hebreos Daniel, Zacarías, y Hageo.
  8. La línea 80 comienza con, “en tres días,” pero la siguiente palabra crucial es difícil de leer.

Un Problema Pedregoso

Aunque Knohl cree que el mensaje tiene un valor histórico significante, lo que el mensaje en realidad dice es dudoso. Knohl  sostiene que el mensaje en la línea 80 debería ser leído, “en tres días tu vivirás, yo Gabriel, te mando.” El cree que el mensaje hace referencia a un despertador-rebelde llamado “Simón,” quien fue asesinado por fuerzas herodianas.
Sin embargo, el erudito en lengua hebrea, Moshe Bar-Asher, declara:
“Hay un problema: en lugares cruciales del escrito hace falta texto. Yo entiendo la tendencia de Knohl de encontrar allí claves para el periodo pre-cristiano, pero en dos a tres líneas cruciales  del texto hay muchas palabras que faltan.”[5]
En otras palabras, la interpretación de las palabras hebreas es extremadamente difícil, y un tanto subjetivo. Y subjetividad es el forraje de los teóricos de conspiración. El historiador Paul Johnson escribe:
“Desgraciadamente, los historiadores son rara vez tan objetivos como ellos desean parecer. La historia bíblica, la cual para cristianos, judíos y ateos por igual involucra creencias o prejuicios los cuales van a la pura raíz de nuestro ser, es una área donde objetividad es peculiarmente difícil, si no bastante imposible de alcanzar.”[6]
No obstante, si la piedra prueba ser autentica, y la interpretación de Knohl del mensaje es correcta, sería históricamente significante. Pero ¿el mensaje de la piedra en algún modo valida su conjetura de que la historia de la resurrección de Jesús fue una fabricación?
Eso ciertamente sería un tramo. De hecho, hay algunas dificultades mayores con esta teoría:
  1. Los detalles con respecto al linaje de Jesús, su vida, muerte, entierro, y resurrección estaban contenidos en cientos de profecías en el Antiguo Testamento. ¿Cómo podrían ellos o su cumplimiento haber sido conspirado? (Ver “¿Era Jesús un Impostor?”)
  2. ¿Cómo podría Jesús haber conspirado su propia muerte y resurrección en la cara de sus enemigos romanos y judíos? Con respecto a la evidencia en contra de la resurrección de Jesús están extrañamente en silencio. ¿Por qué? (ver “¿Se levanto Jesús de entre los muertos?”)
  3. ¿Por qué los enemigos de Jesús en el primer siglo citan este mensaje de un Mesías quien moriría y resucitaría de nuevo como evidencia contra su resurrección?
  4. Si los judíos del primer siglo estaban esperando un Mesías quien moriría y se levantaría de nuevo, ¿por qué los historiadores judíos como Josefo no habrían incluido este importante hecho histórico en sus escritos?
  5. ¿Por qué  los discípulos de Jesús gustosamente habrían dado sus vidas para perpetuar el engaño, si Jesús no se hubiera realmente levantado de la muerte? ¿Qué tenían ellos que ganar mintiendo?
Estas y otras preguntas serán objeto de numerosos debates así como el mensaje de la piedra es analizado y descifrado por expertos. Podría tomar años para que toda la evidencia sea pesada antes de que el valor histórico de “la Revelación de Gabriel” sea realmente conocido.
En cualquier caso, en el caso de Jesús la resurrección de Cristo sigue siendo una meta difícil de alcanzar para los que tratarán de refutar su autenticidad. Un escéptico quien comenzó su propia investigación en la resurrección de Cristo, tiene la intención de refutarlo al escribir un libro detallando sus hallazgos. Su conclusión fue sorprendente. Para ver lo que el descubrió vea “¿Se levanto Jesús de entre los muertos?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.