"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

sábado, 12 de mayo de 2012

El calendario MAYA más antiguo descubierto en Guatemala al parecer no coincide con el conocido hasta ahora y la respuesta del experto en Cosmogonía MAYA Guillermo Hernandez Barbosa

La noticia en prensa y blogs a continuación y más abajo la respuesta del experto Maya
(...porque lo maya es una bomba de tiempo para los señores en el poder y es demasiado peligroso para su sistema ahondar en el asunto; quizá por ello mismo no se liberan los cientos de documentos mayas retenidos deliberadamente en los sub-niveles del Vaticano y quizá en otros antros) por G.H.B.

Las noticias en prensa y blogs:
Contiene una tabla de 162 lunaciones y los ciclos de Marte, Venus y Mercurio
El calendario más antiguo de la mítica civilización maya, que contiene tablas astronómicas del periodo clásico (200 - 900 d. C.), ha sido descubierto en el taller de un astrónomo de la época en la megaciudad de Xultún, en Guatemala. Los jeroglíficos, que se han datado en el siglo IX, contienen una tabla muy exacta de 162 lunaciones con una duración de 4.784 días y, posiblemente, los ciclos de los planetas Marte (780 días), Venus (584 días) y Mercurio (116 días).
El taller del astrónomo maya se ocultaba en la selva del Petén (Guatemala). Imagen: Tyrone Turner © 2012 National Geographic. 

 Bajo un montículo cubierto de vegetación en la selva del Petén, en Guatemala, investigadores de EEUU han descubierto una sala pintada con pictogramas numéricos que se corresponden con los ciclos lunares y, posiblemente, con los de algunos planetas. El estudio, que publica esta semana la revista Science, ha contado con el apoyo de National Geographic.

“Hemos encontrado una tabla muy exacta de 162 lunaciones con una duración de 4.784 días (162 x 29,53 días del mes lunar = 4.783,9)”, explica a SINC el autor principal de la investigación, William Saturno, de la Universidad de Boston.


Los ciclos de los planetas Marte (780 días), Venus (584 días) y Mercurio (116 días) también podrían estar reflejados en las inscripciones “ya que sus periodos son factores de los cuatro números que hemos identificado”, apunta el científico.


Ayuda de los antiguos códices

Para realizar sus cálculos el equipo se ha ayudado de la información que facilitan códices como el de Dresde o el de Madrid, que trajeron los españoles durante el periodo de la conquista de América. Estos documentos se escribieron en corteza de árbol durante el denominado 'periodo postclásico tardío' (de 1300 a 1521 d. C.).




“Lo nuevo ahora es que hemos visto tablas astronómica del periodo clásico (200 - 900 d. C.), y por primera vez en el mural de una casa maya, seguramente el taller de un escribano o astrónomo de aquella época”, destaca William Saturno. Los jeroglíficos se han datado del siglo IX, por lo que este calendario se convierte en el más antiguo de la mítica civilización centroamericana.


El recinto donde se ha encontrado forma parte del gran complejo arqueológico de Xultún, al norte de Guatemala. Gran parte de la sala había sido dañada por los saqueadores, pero aún así...
se conservaron los registros astronómicos junto a figuras humanas y a otros jeroglíficos pintados en rojo y negro.

Según los autores, uno de los objetivos de los guardianes del calendario maya fue buscar la armonía entre los eventos del cielo y sus rituales sagrados. El equipo especula que las pinturas de Xultún se pudieron utilizar con estos fines.


Y desde luego no hay signos de que el fin del calendario maya o incluso del mundo vaya a ocurrir a finales de este año, a pesar de la creencia popular. “Es ridículo, porque un calendario no tiene fecha límite”, zanja Saturno.
Referencias
William A. Saturno, David Stuart, Anthony F. Aveni, Franco Rossi. “Ancient Maya Astronomical Tables from Xultun, Guatemala”. Science 336, 11 de mayo de 2012. 
Fuente: tendencias21

2012 no es el fin del mundo. El apocalipsis “Maya” puede esperar: HALLAN UN CALENDARIO ASTRONÓMICO MAYA QUE DESMONTA LA TEORIA DEL FIN DEL MUNDO

Que empeño tiene la sociedad con que los Mayas pronosticaron el fin del Mundo..!!!
Sólo dejaron constancia del fin de una era, el cambio de un tiempo a otro,  de un nivel de consciencia a otro superior.
Por fin aparecen pruebas que corroboran esa teoría.
Un descubrimiento arqueológico ha desmontado la teoría del fin del mundo vaticinado, según algunos, por el calendario maya. Dos investigadores estadounindenses han descubierto en la antigua ciudad maya de Xultún un calendario astronómico más antiguo y, mucho más largo, que los conocidos hasta ahora. Ese calendario consta de 17 ciclos en lugar de 13.
Cuatro números largos en la pared norte de la casa en ruinas se relacionan con el calendario maya y los cálculos sobre la luna, el sol y, posiblemente, Venus y Marte, las fechas en que se extienden unos 7.000 años en el futuro. Estos son los primeros cálculos arqueólogos mayas han encontrado que parecen tabular todos estos ciclos de esta manera. Aunque todos ellos implican múltiplos comunes de los principales ciclos calendáricos y astronómicos, el significado exacto de estos tramos determinados de tiempo no se conoce.
CRÉDITO: Ilustración de William Saturno y David Stuart © 2012 Nacional Geographic
  • Se trata del calendario maya más antiguo descubierto hasta la fecha.
  • Desmonta la teoría de quienes auguran que el mundo se acabará en 2012 basándose en los 13 ciclos del calendario maya, ya que tiene un total de 17.
  • Se ha encontrado en la ciudad maya de Xultún (Guatemala).

Un equipo de investigadores de EE UU anunció este jueves el descubrimiento del calendario maya más antiguo documentado hasta la fecha, que data del siglo IX, pintado en las paredes de un habitáculo encontrado en la ciudad maya de Xultún (Guatemala).
El calendario documenta ciclos lunares y lo que podrían ser planetarios, según explicaron en rueda de prensa los arqueólogos William Saturno, de la Universidad de Boston, y David Stuart, de la Universidad de Texas-Austin.
Además, su hallazgo, que publica esta semana la revista Science, desmonta la teoría de quienes auguran que el mundo se acabará en 2012 basándose en los 13 ciclos del calendario maya, conocidos como ‘baktun’, ya que tiene 17 ‘baktunes’. “Esto significa que hay más periodos de los 13″ conocidos hasta ahora, subrayó Stuart, quien señaló que el concepto ha sido “manipulado” y aseguró que el calendario maya continuará con sus ciclos millones de años.
Los jeroglíficos pintados en lo que podría ser un templo de la megaciudad de Xultún, en la región guatemalteca de Petén, es varios siglos más antiguo que los Códices Mayas escritos en libros de papel de corteza de árbol del periodo Postclásico tardío. Los expertos destacan que hay glifos y símbolos “que sólo aparecen en un lugar: el Códice de Dresde, que los mayas escribieron muchos siglos más tarde” y que se cree que es del año 1.250, señaló Stuart. “Nunca habíamos visto nada igual”, señaló Stuart, profesor de Arte y Escritura Mesoamericana, encargado de descifrar los glifos, quien destacó que se trata de las primeras pinturas mayas encontradas en las paredes de un habitáculo. La habitación, según los expertos, forma parte de un complejo residencial más grande.
El Rey Maya se encuentra en los murales Xultun. Un rey maya, sentado y llevaba un vestido de la cabeza elaborado de plumas azules, adorna la pared norte de la casa en ruinas descubiertas en el sitio maya de Xultún. Un asistente, a la derecha, se asoma desde detrás de vestido de la cabeza del rey. La pintura de la artista Heather Hurst recrea el diseño y los colores de las ilustraciones originales Maya en el sitio. CRÉDITO: Heather Hurst, derechos de autor National Geographic Society
La versión más antigua conocida de los antiguos mayas el calendario que se ha descubierto que adorna una pared ricamente pintados en las ruinas de una ciudad profundamente en la selva guatemalteca.
Los jeroglíficos, pintado en negro y rojo, junto con un colorido mural de un rey y sus acompañantes misteriosos, parece haber sido una especie de carta de referencia útil para los escribas de la corte en el año 800 – los astrónomos y matemáticos de su época. Contrario al mito popular, este calendario no es una cuenta regresiva para el fin del mundo en diciembre de 2012, los investigadores del estudio.
“El calendario maya va a seguir por miles de millones, billones y octillions de años en el futuro”, dijo el arqueólogo David Stuart, de la Universidad de Texas, quien trabajó para descifrar los glifos. “Los números que ni siquiera puede envolver alrededor de nuestras cabezas.” [ Fin del Mundo? Los temores principales Doomsday ]

 

MAS FOTOGRAFÍAS AQUI:
   [See Photos of the Mayan murals]
Fuentes:Omniverso Fractal
euronewses   Buscando La Verdad   tendencias21
http://www.livescience.com/20218-apocalypse-oldest-mayan-calendar.html

LA RESPUESTA Y PRECISIONES DE GUILLERMO HERNANDEZ BARBOSA:
 

Lo que hace la ignorancia cuando de desbaratar con cualquier argumento alguna idea, bajo la presunción prefijada de que tal idea no puede ser cierta.

Por supuesto que no existen sólo Trece Baktunes en la cronología maya; se sabe que cada baktún contiene 20 katunes y de esta misma manera, siempre siguiendo la Clave Solar-Universal vigesimal o de veintenas, 20 Baktunes forman el Ciclo inmediatamente siguiente, el Pictún y 20 pictunes conforman otro más y así hasta la novena estructura de tiempo, conteniendo en total 64 millones de Tun para Un Alautun (tun: es la tercera de las nueve unidades de tiempo maya = 360 días), los llamados Nueve Inframundos del Tiempo, una manera de ejemplificar que como los seres físico-biológicos habitamos las Nueve Dimensiones en las cuales están configuradas las realidades del Tiempo; en contraste, mismos arqueólogos, antropólogos y hasta gentes de las mismas tribus creen que los inframundos a los que de refieren los instructores son las cavernas en el subsuelo, las oquedades de los cenotes donde se han hallado calaveras y restos óseos humanos. Además,
 ¿Quién ha dicho que los mayas legaron que éste pequeño sub-ciclo de 13 baktunes era la totalidad del tiempo contabilizado, o el último sub-ciclo?
 Sabemos por el contrario que dejaron entendido que en el pasado han ocurrido muchos de éstos ciclos entre ciclos (la sola datación de la época de los saurios ya implica un Alautun) y que a futuro seguirán más ciclos en la cronología estelar, en la cual, la tierra es un punto infinitesimal.
 Otra cosa muy diferente es que ésta específica cuenta de trece baktunes corresponda a un cambio cualitativo en la evolución de éste sistema planetario, puesto que no podemos afirmar que del universo, lo cual induce la posibilidad de una cualificación para el huésped humano en evolución-aprendizaje, dejando atrás otras etapas de aprendizaje, de manera tan natural como lo hace un ser humano que pasa de niño a adolescente o un adulto a mayor, es apenas natural que abandonemos formas de actuar, creencias, hábitos, manías, etc. lo cual puede entenderse metafóricamente como cambiar de mundo, de vivencias, por el cambio de óptica para percibir el entorno y si alguien quiere entender esto como "final del mundo", allá cada quien; pero al escolar se le acaba su mundo escolar cuando es literalmente expulsado de la primaria tras graduarse, y no le vuelven a admitir ni porque el muchacho quiera, porque sería un elemento perturbador para los demás, además porque el graduado debe aspirar a ingresar al bachillerato. 
Recordad que el mundo de nuestro entorno lo creamos nosotros desde nuestra actitud, y no lo digo yo, lo dijo Teilhard de Chardin y lo reconfirmó Octavio Paz y mucho antes Albert Camus. 
Son las construcciones-creaciones humanas fundadas sobre falsos cimientos las que no resisten los cambios en el orden de las frecuencias, lo cual no implica el final de la Vida, puesto que ni siquiera ésta es exclusiva de la tierra; por tanto, los instructores maya no iban a ser tan tontos como para hablar del final de la vida, ni siquiera del final del mundo de los humanos de la tierra, toda vez que su mensaje habla de al menos la formación de una corteza cerebral más a partir del final de la presente saga de trece baktunes. 
Hay demasiada gente hablando sobre el 2.012 que no comprende lo básico de lo maya, pero pontifican como expertos. 
Si yo que apenas llevo veinte años estudiando lo maya, puedo discernir y tener en cuenta muchos parámetros fundamentales del legado maya, no comprendo cómo personas cuyas carreras y oficio ha estado dedicado a estos asuntos, pasan desapercibidamente por encima de conceptos tan básicos.
 Hasta Johan Calleman que tergiversó la nomenclatura de las cuentas maya para acomodarla a su versión de que los mayas cuentan en tiempo desde la supuesta ocurrencia del Big-bang de la ciencia moderna, admite la conformación vigesimal de los nueve estratos de tiempo, lo cual de hecho implica que cada dosel contiene 20 de los anteriores.
 ¿Por qué no dicen que según lo maya, existen al menos dos modos de comprender el tiempo, una vigesimal que tiene más acentuadamente una connotación cuantitativa, pero que simultáneamente coexiste otra referencia de tiempo que modula sobre la Clave 13 y que muestra la carga cualitativa de cada ciclo o sub-ciclo y que de hecho al combinar las dos claves 20 y 13, es de donde resulta el conteo con el Tzolkin de 260 kines o unidades fractales? 
Me parece que viniendo de expertos, sea un lapsus o un simple olvido casual que lo saben muy claramente: Que los Trece baktunes, cada uno de 20 katunes de 7.200 días, con sus 1'872.000 días terrestres también se dividen en 20 Ciclos Ahau, cada uno de 13 katunes (93.600 días); tampoco y esto ni siquiera lo conciben, que el tzol como representante de lo masculino celestial conduzca la dinámica de los trece baktunes, mientras que la misma Galaxia, representando el aspecto femenino de La Creación sea la encargada de los hilos de los veinte ciclos Ahau como expresión de la Voluntad matricial; observen el cruce de funciones, el masculino que es clave 20 entrega trece y el femenino que es clave 13 gobierna veinte ciclos Ahau. 
Si los matemáticos y geómetras maestros maya nos legaron tal instrucción con ésta exquisitez de altísimos significados, quienes somos nosotros para rebatirlas y para no prestar la atención debida e irnos soltando en opiniones formadas a la ligera.
En mi opinión, es una ligereza ir descartando la cuenta de los Trece Baktunes por el solo des-cubrimiento -en un momento álgido de la discusión-, de un recinto con cuentas que exceden los trece baktunes; eso es lo más natural, dado que los mismos instructores dejan establecido el Ciclo mayor contable para la tierra en nada menos que 64 millones de tun (un Alautún: 63’081.463,79660 años terrenos de 365,242, órbita promedio de la tierra según los maya), Gran Ciclo que contiene 160.000 baktunes. 
Pero no permitamos se pierda esta oportunidad para denunciar algo:
 Observarán que el mismo mensaje de texto que se está discutiendo con ésta noticia, dice que el lugar fue descubierto en 1.915, hace casi cien años
¿Y tan solo ahora se percatan de lo que allí está escrito, cuando ya para entonces se conocía la interpretación de la mayoría de los símbolos en especial de tiempo? 
Y si no hay más documentos es porque no se ha querido, no porque no existan sitios de exploración que están de sobra y diría que por cientos en la meseta del Petén y en otros sitios ya demarcados, pero para eso no hay dinero.
 porque lo maya es una bomba de tiempo para los señores en el poder y es demasiado peligroso para su sistema ahondar en el asunto; quizá por ello mismo no se liberan los cientos de documentos maya retenidos deliberadamente en los sub-niveles del Vaticano y quizá en otros antros. 
Este es otro ataque rastrero de las víboras que intentan que los pueblos no presten atención a lo que se debe, ahora. 
Pero de verdad, que ya no es tiempo para estar buscando más información en las oquedades de la tierra, ¿si la que tenemos en mano no quiere ser asimilada para qué más? Y esto lo digo porque el documento maya más importante conocido es el llamado Códice Dresden, resguardado en la Real Biblioteca de Sajonia en esa ciudad alemana; hace dos años le envié al etnólogo Nikolas Grube la decodificación matemática del folio 37 de dicho Códice, en español y en alemán; este es el momento, Mayo de 2.012, que ni siquiera se ha dignado acusar recibo, silencio total; mí copia en español se la envié a su correo personal, pero la copia en alemán se le hizo llegar desde Hamburgo directamente a la biblioteca:
 No les interesa que se sepa la verdad sobre lo que allí dice, aunque de boca están abiertos a todos los aportes.

Con amor y en servicio a la Humanidad: Guillermo Hernández B. (Colombia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.