"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

viernes, 3 de octubre de 2014

Hassan, 'el viejo de la montaña' o como manipular mentes a través de los estupefacientes, el erotismo y los ritos

Fuente: ondaterráquea
Hassan-i Sabbah era un tipo muy listo y vil: conseguía que otros matasen por él —y frecuentemente murieran a sin la menor vacilación— para poder desarrollar su agenda ideológica y sus motivaciones religiosas. Era el líder de la conocida secta de los Haschaschin, guerreros legendarios, fumadores del mejor hachís de oriente y meras marionetas en manos de Hassan, quien los recogía cuando eran huérfanos en las callejas de Persia (actual Irán) y les lavaba el cerebro con dosis alucinógenas de hachís y mujeres hermosas para hacerles creer que estaban en el paraíso, y que solo volverían a él cuando cumpliesen sus órdenes. 

 A Hassan se le atribuían milagros y prodigios, así como el dominio de las artes
esotéricas. 
Sabbah, era – o al menos en sus principios– un hombre religioso que se dedicaba a desentrañar los significados ocultos que pensaba existían en El Corán. Como ya viene siendo habitual en la historia debió tener alguna 'revelación' que le llevó a querer dominar todo el panorama religioso y político del Califato Fatimí, que gobernó en el Norte de África del año 909 al 1171 . Para ello, no dudó en secuestrar niños, drogarlos y entrenarlos hasta el límite de la resistencia humana para convertirlos en desechables peones con los que presionar a emperadores, reyes, reyes, emires, califas, visires y demás hombres poderosos. Si no cumplían los hacía asesinar. Durante 200 años, su nombre habría de ser temido en el mundo entero. 

                            Figuración de la fortaleza de Al-Amut
Escondido en su fortaleza inexpugnable de Al-Amut a 2.000 metros de altitud, Hassan reclutaba a jóvenes sin educación. Durante el día, aprendían a matar con sigilo, a hacerse casi invisibles, a infiltrarse en los lugares más protegidos del mundo.... y muchas otras destrezas necesarias para ser asesinos eficaces. Sin embargo, durante...
algunos noches, el 'viejo' seleccionaba a uno de sus pupilos y los llevaba a los jardines de la fortaleza. Allí, disfrutaban de los mejores hachíses del mundo, provenientes de Alejandría, Líbano o Turquía, y de la compañía de hermosas damas, que danzaban heteras bajo las velas y el humo de los narguiles, y Hassan, utilizando la escenificación y la teatralidad, les convencía de que habían vislumbrado un pedacito del paraíso de Alá, pero que para ganárselo, debían seguirle en su lucha contra los postulados ismaelitas que llegaban desde la dinastía fatimí. 

    Grabado árabe que representa las delicias del jardín de Sabbah.

Para esa misión había creado la secta de los Haschaschin como les llamaban sus enemigos, o nazaríes como se llamaban a sí mismos. Sabbah monopolizaba la vía de acceso al paraíso de sus seguidores, prometiéndoles todas las delicias terrenales que pudieran soñar, si cumplían con sus peligrosas misiones – algo que sigue de haciendo en Oriente Medio –, consciente de que las personas eran fácilmente influenciables, si seguía determinados pasos y utilizaba la teatralidad, el sentimiento de pertenencia a un grupo y el chantaje religioso como palancas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.