"EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS"

"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"

«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"

"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"

"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"

"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

BLOG Y RADIO EN ESTADO PURO PARA MENTES ABIERTAS, CREATIVAS Y LIBRES DE ETIQUETAS.

jueves, 30 de octubre de 2014

LA SANTA COMPAÑA: "La procesión de las ánimas" Cuento de Belén Marín - LEYENDAS Y MITOLOGÍA (VIDEOS)

La procesión de las ánimas
 


En "La aventura de los sueños"
Tomó el pesado candil del asa, se colgó la aparatosa polaroid al hombro y emprendió, decidido, su  hazaña.
Llevaba años escuchando rumores sobre aquella compaña, todavía recordaba el momento en el que su abuela, gallega, le había revelado la leyenda que se había apoderado de tantas vidas humanas. 
Salió de su morada y la puerta crujió antes de sellarse con un portazo. Él, obviando la espesa niebla que cubría sus ojos, anduvo con paso firme, dejando que sus pisadas fuesen guiadas por la tenue luz del farol. 
Conocía mejor esa senda que los pocos metros que configuraban su hogar. Sus pies, intentando no tropezar con algún guijarro, habían memorizado las zancadas que habían de tomar para llegar a su destino sin perderse. 

Alzó el brazo e iluminó a un vigoroso árbol que se erguía a una considerable distancia de su posición. 
Tomó una gran bocanada de aire e intentó retener los nervios, así pues, continuó con su intrépida aventura. 

"Eso te hará rico, chico" había comentado un curioso cuando había expuesto su viaje. Él, había chasqueado la lengua algo molesto y se había limitado a argumentar que el dinero no era la causa de todos los objetivos. 

Arrastró los pies por un sitio algo resbaladizo y como consecuencia, la arenilla se transformó en un polvo molesto, que dificultó su respiración por el lapso de unos segundos. Enarboló el brazo que no sostenía la única luz que poseía, y frotó el tallo del robusto árbol hasta hallar una hendidura, la cual él mismo había tallado días antes, que le indicó cuál era el camino correcto.


Una ráfaga de aire, provocó un escalofrío que nació en sus pies y murió en sus sienes, y también hizo que la llama del candil bailara intentando mantenerse viva. Tras rodear unas zarzas con sumo cuidado, vislumbró una explanada, y ese hallazgo pintó en su rostro una mueca de satisfacción. "Aquí estoy", pensó complacido. Y era cierto, pero si hubiera alcanzado a saber que ese solo era el principio de un imprevisto final, no habría cantado victoria tan rápidamente.

De pronto, se vio envuelto por un gélido torbellino de aire que esta vez, la llama, aunque estaba protegida por cuatro cristales, no alcanzó a soportar. Se quedó petrificado al percatarse de que en ese momento la oscuridad provocaba en el un infinito pavor. Tomó la antigua cámara de fotos y con un clic, plasmó lo que le rodeaba en un papel que tardó escasos segundos en brotar del artilugio. 
Tomó la fotografía y se sintió ridículo al reparar en que sin luz no podría ver qué secretos guardaba aquel papel. 

Se mordió la lengua hasta sangrar, presa del pánico, y fue en ese momento en el que la procesión que tantas veces había imaginado apareció ante sus ojos. Un cúmulo de seres se abigarraba tras la persona que encabezaba el grupo. Éste era un hombre de unos cuarenta años, su rostro era pálido y sus ojos estaban sin luz, perdidos y sumidos en un sueño equivocado. En sus ojos sólo había pupilas, y sin embargo, bramaban piedad con una voz sepultada por un silencio impoluto.
Tras él, un séquito de almas vagaba errante sosteniendo candiles y esparciendo incienso, cuyo aroma se impregnaba en el aire que los presentes respiraban.
El dirigente del grupo frenó en seco frente al aventurero y tras inhalar la vida que poseía su cuerpo, se apartó, dejando que el protagonismo recayera sobre un flotante ataúd. La tapa de éste se abrió y el enigma se resolvió cuando en el interior de la pesada caja, no se encontraba otra cosa sino el cuerpo, inerte y muerto del viajero.


---O---
La leyenda de la Santa Compaña en Galicia
Hoy me encuentro con ganas de contar una leyenda así que os voy a contar la leyenda sobre la Santa Compaña, una tradición que permaneció en la cultura tradicional gallega por el paso de los siglos y de la que aún quedan rastros, como los cruceiros en los cruces de caminos.
La Santa Compaña es en la mitología popular gallega, una procesión de muertos o ánimas en pena que por la noche (a partir de las doce) recorren...

errantes los caminos de una parroquia o pueblo. Lo tétrico de su procesión es que visitan todas aquellas casas en las que en breve habrá una defunción. Además de Santa Compaña también es conocida como "a procesión das animas" o simplemente "Compaña".
Descripción
Aunque el aspecto de la Santa Compaña varía según la tradición de diferentes zonas, la más extendida es la formada por una comitiva de almas en pena, vestidos con túnicas negras con capucha que vagan durante la noche. Esta procesión fantasmal forma dos hileras las cuales van envueltas en sudarios y con los pies descalzos. Cada fantasma lleva una vela encendida y su paso deja un olor a cera o incienso en el aire. Al frente de esta compañía fantasmal se encuentra un espectro mayor llamado Estadea. Además de estas visiones hay otras leyendas que dicen que se nota un frío intenso siempre que aparece, además del olor y el sonido de cadenas. Además también se dice que los fantasmas son como una niebla.
La procesión va encabezada por un vivo (mortal) portando una cruz y un caldero de agua bendita seguido por las ánimas con velas encendidas, no siempre visibles, notándose su presencia en el olor a cera y el viento que se levanta a su paso.
Esta persona viva que precede a la procesión puede ser hombre o mujer, dependiendo de si el patrón de la parroquia es un santo o una santa. También se cree que quien realiza esa "función" no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido (al cual el que encabeza la procesión le deberá pasar la cruz que porta).
Caminan emitiendo rezos (casi siempre un rosario) cánticos fúnebres y tocando una pequeña campanilla. A su paso, cesan previamente todos los ruidos de los animales en el bosque. Los perros anuncian la llegada de la Santa Compaña aullando de forma desmedida, los gatos huyen despavoridos y realmente asustados.
Se dice que no todos los mortales tienen la facultad de ver con los ojos a "La Compaña". Elisardo Becoña Iglesias, en su obra "La Santa Compaña, El Urco y Los Muertos" explica que según la tradición, tan sólo ciertos "dotados" poseen la facultad de verla: los niños a los que el sacerdote, por error, bautiza usando el óleo de los difuntos, poseerán, ya de adultos, la facultad de ver la aparición. Otros, no menos creyentes en la leyenda, habrán de conformarse con sentirla, intuirla, etc.
Para librarse de esta obligación, la persona que vea pasar la Santa Compaña debe trazar un círculo en el suelo y entrar en él o bien acostarse boca abajo.
Versiones .- Aunque todas sus versiones coinciden en considerar la Santa Compaña como una anunciadora de muerte, hay diferentes versiones.
En la mayoría de las historias la Santa Compaña realiza sus apariciones de noche, pero también hay casos en los que se habla de salidas diurnas. J. Cuveiro Piñol, en su Diccionario Gallego (1876) escribe:Compaña: entre o vulgo, creída hoste ou procesión de bruxas que andan de noite alumeadas con osos de mortos, chamando ás portas para que as acompañen, aos que desexan que morran axiña...
En unas versiones se cuenta que la luctuosa procesión transporta un ataúd en el cual hay una persona dentro, la cual puede ser incluso la persona que sufre la aparición siendo su cuerpo astral el que está en el ataúd. Se pueden aparecer en diferentes lugares, pero predominan las encrucijadas. Hay fechas concretas en las que se dice que tiene más incidencia las apariciones de la Santa Compaña, como por ejemplo, la noche de Todos los Santos (entre el 1 y el 2 de noviembre) o la noche de San Juan (24 de junio).
En otras provincias adyacentes a Galicia como Asturias también hay esta tradición conocida como La Güestia o bona xente. Es un grupo de personas encapuchadas que se acercan a la casa de un enfermo moribundo, dan tres vueltas a la casa y entonces el enfermo muere. Normalmente son conocidos del moribundo. Se dice que van exclamando "Andad de día que la noche es mía". Se cuenta el relato de una mujer que salió de su casa a por castañas pensando que ya era de día y un miembro de la procesión le dijo que era su padrino entonces ya muerto. Le tendió la mano dándole la vela encendida, ella la cogió, y al cabo de unos días enfermo y murió.
En Extremadura, aparece el Corteju de Genti de Muerti, que se compone de dos jinetes fantasmales que causan el pánico de madrugada por los pueblos ya que quien los ve puede resultar muerto. En Zamora se la denomina La estadea y es una mujer que vaga por los caminos y los cementerios. No tiene rostro y huele a la humedad de los sepulcros. Sólo se aparece a aquel que va a morir. En León se la llama La hueste de ánimas.
Aparición de la compaña
Las numerosas leyendas sobre esta compañía de difuntos en pena cuentan que se aparecen en los caminos cercanos a los camposantos en busca de algo o alguien, y que siempre aparecen con un motivo por el cual es símbolo de desastre o maldición. Los motivos por lo que esta compañía de almas errantes pueden aparecer son:
Para reclamar el alma de alguien que morirá pronto. Cuenta la leyenda que quien recibe la visita de la Compaña morirá en el plazo de un año.
Para reprochar a los vivos,faltas o errores cometidos. Si la falta es especialmente grave, el mortal que la ha cometido podría recibir la visita de la Compaña para que la encabece, condenado así a vagar hasta que otro mortal le reemplace.
Para anunciar la muerte de un conocido del que presencia la procesión.
Para cumplir una pena impuesta por alguna autoridad del más allá.
Protección contra la Santa Compaña


El contar esta leyenda también supone contar el modo de protegerse contra esta procesión de no muertos. En el hipotético caso de que la compaña se presentara en presencia de alguien se debería llevar a cabo una serie de rituales para la protección que consistiría en:
-Apartarse del camino de la compaña, no mirarles y hacer como que no se les ve.
-Hacer un círculo con la estrella de Salomón o una cruz dentro y entrar en él.
-Comer algo.
-Rezar y no escuchar la voz ni el sonido de la compaña.
-Tirarse boca abajo y esperar sin moverse, aunque la compaña le pase por encima.
-Jamás tomar una vela que nos tienda algún difunto de la procesión, pues este gesto condena a formar parte de ella.
-En último caso, echar a correr muy rápido.
-Cuenta la leyenda que la Santa Compaña no tendrá el poder de capturar el alma del mortal que se cruza con ella si éste se halla en los peldaños de un "cruceiro" situados en los cruces de caminos o si porta una cruz consigo y logra esgrimirla a tiempo

Dada su carácter ancestral tiene bastante éxito entre la comunidad, llegando incluso grupos de música a dedicarles canciones como el caso de metal céltico Mago de Oz, que en su disco Finisterra, tiene entre sus temas: "La Santa Compaña", inspirada en ese mito.
También el grupo ourensano Los Suaves tiene un álbum llamado "Santa Compaña", donde se incluye un tema del mismo nombre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Este blog ha sido creado basándose en contenidos propios y otros recopilado de blogs, webs, email recibidos de amigos y algunas otras fuentes escritas. Todo ello ha sido colocado de buena fe y no se intenta violar la propiedad intelectual o copyright de ninguna persona u organización y siempre citamos la fuente y el enlace para acceder al contenido original. En todo caso, si por alguna circunstancia ocurriera esto, ¡ por favor avisenos!, se realizarán las acciones necesarias.